viernes, 10 de mayo de 2019

Rasquijones y colocamientos.

Fotografía de Diego Morales

Ayer por la tarde bajé a la ciudad por un asunto luctuoso y, después, aproveché para comprar un par de libros. Al pasar por la plaza de la Cruz me encontré con una de estas miniaturas que se ven por muchas ciudades y que nunca había visto en la mía. También aproveché para sacar una fotos.
Cuando me puse a limpiar la foto de elementos perturbadores me fijé en la actitud grosero-inconsciente del chico de la camiseta blanca.
Si ayer comentaba la descortesía de la política catalana Nuria Gispert, hoy toca criticar estas actitudes no por inconscientes menos groseras de algunos hombres. En esto las mujeres ganan por goleada, por utilizar un símil pelotístico.
Nunca veremos a una mujer en público ajustándose el pecho o rascándose la entrepierna. En cambio, hay muchísimos hombres que lo hacen mecánicamente y sin el más mínimo asomo de modales.

Fotografía de Diego Morales.

7 comentarios:

Alís dijo...


Ni modales, ni disimulo.

Supongo que el tema de los modales, del respeto en definitiva, tiene que ver con tener en cuenta a los demás, a cómo les impacta lo que digo o hago, que no significa callarme lo que pienso, pero sí dejar de ser el ombligo del mundo.

La miniatura es muy bonita. ¿De qué material es?

Besos

Alís dijo...


Por cierto, gracias por poner tú el tema siendo hombre.

Para que nos acordemos de no generalizar. ;-)

Dyhego dijo...

Alís:
efectivamente, se trata de respeto a los demás y de buen gusto.
No sabría decirte el nombre de la aleación utilizada para la maqueta. Es de color plateado, pero no tengo ni idea. ¡Lo siento!
Salu2.

Dyhego dijo...

Alís:
hay que reconocer que las mujeres tenéis mejores modales. Sin duda.
Salu2.

VENTANA DE FOTO dijo...

La educación en modales está muy descuidada en este país y cada día va a peor.

Besos

Dyhego dijo...

Antonia:
sí, con eso de la espontaneidad,la libertad, el sentirse cómodo y tal, las buenas maneras se relajan.
Salu2.

LA ZARZAMORA dijo...

Bueh, me haré la abogada del diablo...
Porque hay mujeres también muy finolis, o que van de elegantes... y sólo engañan a cuatro pardillos... y que he visto hacer pipi en Los Champs Elysées, saliendo de la Feria del Libro...

Bizz rélatives, murcianico.

Aunque eso sí, un tipo para mear en la calle, sólo necesita una buena esquina... y desde que el mundo es mundo... aunque no todos ni todas...

Bizz consternées, murcianico.