jueves, 7 de marzo de 2013

El Emilio roussoniano (2)

Fotografía de Diego Morales
Nota 2. « L’Émile ». Jean-Jacques Rousseau. Versión Kindle (25/4/2012)
“Le pauvre n’a pas besoin d’éducation; celle de son état est forcée, il n’en saurait avoir d’autre; au contraire, l’éducation que le riche reçoit de son état est celle qui lui convient le moins et pour lui-même et pour la société. D’ailleurs l’éducation naturelle doit rendre un homme propre à toutes les conditions humaines: or il est moins raisonnable d’élever  un pauvre pour être riche qu’un riche pour être pauvre…”

« El pobre no necesita educación; la educación de su estado es impuesta, no  podría tener otra distinta; al contrario, la educación que recibe de su estado el rico es la que menos le conviene, a él mismo y a la sociedad. Por otra parte, la educación natural debe hacer que el hombre sea apto para cualquier condición humana: ahora bien, es menos razonable educar a un pobre para que sea rico que a un rico para que sea pobre…”

Se podría deducir de este párrafo que Rousseau les aconseja a los pobres “ajo y agua” (a “joerse” y a aguantarse, ea) pero en realidad insiste en la idea de que la educación de los pobres es “natural” y les viene impuesta (como no tienen dinero, difícilmente podrían adquirir los vicios y molicie de los ricos); y que es mejor porque son “austeros”, pragmáticos y sencillos. Si los ricos se siguen educando como “ricos”, continuarán reproduciendo los males desarrollados por la civilización. Por eso persiste en que los pobres no deben ser educados como los ricos, ya que se echarían a perder.

Es lo que he entendido, claro.

Rousseau idealiza la vida rural porque es más sana (y tiene mucha razón cuando aconseja que las madres amamanten a sus hijos y que éstos corran y jueguen al aire libre)  y de ahí deduce que los “pobres” son mejores personas (autónomos, sanos, austeros, sencillos, pragmáticos, auténticos, honrados, de mejores sentimientos, etc, etc).
Esa "relación" es la que no tiene ni pies ni cabeza, a mi entender, claro.

6 comentarios:

Menalcas dijo...

que envidia me dan los pobres, no sé si regalarle mi casa y mi coche a Barcenas, seguro que él si sabe lo que hacer. un abrazo

Dyhego dijo...

Menalcas:
Yo estoy por montar una colecta y mandársela a Suiza...
Salu2.

tecla dijo...

Lo de que las gentes del ambiente rural son más sencillas y más buenas no es más que un mito que no hay por donde coger.
Miguel Delibes lo expresa muy bien en su libro "El disputado voto del señor Cayo"
Eran dos en el pueblo y estaban peleados.

Qué bueno era D. Miguel Delibes. Lo añoro tanto que me leo sus libros varias veces.
.

Dyhego dijo...

Tecla:
Y, suguiendo con Delibes: Los santos inocentes es todo un estudio sociológico, entre otras cosas, por supuesto.
¡Se fue el maestro!
Salu2.

LA ZARZAMORA dijo...

Pauvre Rousseau!!!
Tu ne l´aimes pas, ein?

:P

Bizz, Diego.

Dyhego dijo...

Zarzamora:
En plus d'ennuyant, Rousseau se trompe... (à mon avis, bien sûr).
Salu2.