lunes, 4 de marzo de 2013

El Emilio roussoniano (1)

Fotografía de Diego Morales
Me ha dado por leerme el "Emilio" de Rousseau, y me ha costado lo suyo. ¡Qué rollazo más insoportable! Normalmente si un libro me aburre, lo dejo, pero me he empeñado con éste y me lo he acabado.
Me he dado cuenta de que la LOGSE (ley de educación nefastísima cuyos resabios aún colean) nace del dichoso Emilio y el Emilio es una entelequia y no se puede dar realidad a una entelequia.
He ido tomando notas (28 en total). Ésta es la primera (como me lo he leído en versión electrónica no sabría decir los datos que se suelen dar en estos casos: página, edición, editorial. Sólo sé decir que es la versión Kindle de 25 de abril de 2012).
La traducción es mía, así que si descubren algún error, díganmelo y rectificaré después de darles las gracias.
Nota 1: 
  “J’ai donc pris le parti de me donner un élève imaginaire, de me supposer l’âge, la santé, les connaissances et tous les talents convenables pour travailler à son éducation…”

"Así pues he tomado la decisión de elegir un alumno imaginario, de otorgarle la edad, la salud, los conocimientos y todos los talentos precisos para trabajar en su educación..."

¡Mira qué bien! Escojo al alumno que mejor me convenga y así me aseguro los resultados que quiero obtener. Eso voy a hacer yo el año que viene, pedirle al director que quiero darles clase, única y exclusivamente,  a fulanito, a menganita y a perenganita.

18 comentarios:

Pepe Ortiz, seguidor de estte blog dijo...

Me ha gustado esta entrada, Dyhego. Jose Antonio Primo de Rivera, demonizado hoy, pero que alguna cosa buena dijo, empezó el discurso fundacional de Falange con una tremenda descalificación: Juan Jacobo Rousseau, ese hombre nefasto....

El mundo se debate desde que es mundo en dicotomías: tirios y troyanos, güelfos y gibelinos, rojos y azules, indios y vaqueros, lengua y habla, rolling o beatles, barça y madrid, y probablemente la más
profunda sea la contraposición Rousseau o Hobbes: bon sauvage contra homo homini lupus. Emilio contra Leviatán.

Y así nos va. Habria que superar esta bipolarización, este pensar que si no estás conmigo estas contra mi. La ola progresista prevaleciente que inspiró la LOGSE estaba claramente dictada, como bien señalas, Dyhego, por el buenismo, hijo directo de las ideas mal asimiladas de la pesadisima obra que es Emilio.

Perdona la intromisión en tu blog y el rollo que he soltado, pero el tema que has tocado me apasiona.

En cuanto a la traduccción, perfecta, salvo quizá que en el contexto de la frase, "convenables" se podría traducir por "precisos".

Saludos arcádicos.


L.N.J. dijo...

Diego, eso es discriminación. Y puestos así, un alumno con esas características, lo desea cualquier profesor. Pero el reto es ayudar a quién no reúne tales cualidades.

Un beso.

Isabel Barceló Chico dijo...

Ja, ja, dyhego, dentro de nada igual es cierto que los puedes elegir. Besazos.

tecla dijo...

Jajajajjajaajj. Mira qué bien, yo mismo me cojo el alumno y además imaginario, y lo creo a mi imagen y semejanza para que no haya errores.
Nada de diversidad ni de tener alumnos de familias desestructuradas, ni marginales, ni inmigrantes, ni ná de ná.
Pasa que los libros también se pasan como las ideas y como todo.

amoristad dijo...

Que aburrido sería un mundo a la carta y,¿que motivación tendríamos para vivir si todos fuésemos perfectos?...un abrazo de mañana mejor!!

JOSE MANUEL IGLESIAS RIVEIRO dijo...

Bueno haber si alguien consigue arreglar este desaguisado, no solo echarse culpas unos a otros sino sentarse y consensuar un sistema que funcione.
Un abrazo.

Dyhego dijo...

Muchas gracias, Pepe, por tu aportación.
Defines maravillosamente lo que ocurre con Rousseau: "ideas mal asimiladas".
Hay cosas interesantes en el Emilio, pero del dicho al hecho, hay un buen trecho.
Salu2 naturales.

Dyhego dijo...

Lourdes:
Dices bien, el reto está en intentar transmitir valores y conocimientos.
Gracias y salu2.

Dyhego dijo...

Isabel:
En realidad ya hay una criba con los alumnos que escogen francés. Al paso que vamos, nos tendrán que reciclar.
Vale.

Dyhego dijo...

Tecla:
Una vez le oí decir a un compañero algo tan sencillo, que pasa desapercibido: ni los médicos ni los profesores eligen a sus "pacientes".
Hay enfermos fáciles y enfermos difíciles. ¡Ojalá todo fuesen resfriadillos!
Salu2.

Dyhego dijo...

Aamoristad:
¡Qué razón! ¡Qué aburrimiento, todos iguales! Pero con orden, mejor...
Salu2.

Dyhego dijo...

Jmir: Me temo que en esta legislatura ya no será posible. Cuando los socialistas vuelvan al poder, harán otra contrarreforma y, ya veremos qué pasa...
Salu2 esperanza2.

Hostal mi loli dijo...

Eso sería trampa!! jajajaj Besos.

Dyhego dijo...

Loli:
Y a los tramposos, ya se sabe.
¿Lupita elige a sus alumnos?
Salu2.

LA ZARZAMORA dijo...

Tu te fais du mal... lire
l´Emile sans que personne t´y oblige, c´est vraiment maso.
Ainss mon pauvre ami!!!.

N´empêche que je poursuis tes commentaires à propos de cet ouvrage avec grand intérêt.

Bizz, Diego.

Dyhego dijo...

Zarzamora:
Merci bien. Je n'avais jamais lu l'Émile et oui, un peu maso pour ma part mais ça a valu la peine! Maintenant je peux affirmer que ses théories ne tiennent pas!
En général les pédagogues utilisent des modèles théoriques et la réalité, oh là là, la réalité est fort différente!
Salu2.

Clochard. dijo...

Dheg:

Es imposible que a tí se te ocurra semejante idea; son solo los primeros síntomas de haberte metido entre pecho y espalda un ladrillo sin siquiera haberlo rebajado con una pizca de gaseosa, pero se te pasará rápido, ya verás. Ahora, que el amigo Rousseau era un crack, qué tío.

Salud.

Dyhego dijo...

Clochard:
En cuanto a Rousseau, creo que más que "crack" lo que tomaba era "crack", porque las cien mil páginas de "Emilio" me han parecido un rollo púmbleo y una sarta de tonterías.

No sé si tu comentario es "serio" o "irónico". En caso de que te guste Rousseau, pues... lo siento por tí, jajaja (esto sí que es broma amistosa).

Cuando alguien habla pestes de mi Murakami, yo paso olímpicamente. Murakami me parece genial, me gusta cómo escribe y me lo paso pipa leyéndolo.

Reconozco que algunas ideas de Rousseau son sensatas.

Salu2.