sábado, 30 de noviembre de 2019

Camilleri.

Fotografía de Diego Morales.
Otro libro leído. No tantos como me gustaría, pero los que leo los disfruto.
Camilleri hace un repaso de su vida. Honrado e íntegro.

viernes, 29 de noviembre de 2019

Señora acupunturada.

Cortesía de DMA.

Señora toca el arpa mientras se somete a una sesión de acupuntura.

miércoles, 27 de noviembre de 2019

Pimientos.

Fotografía de Diego Morales.
Pues eso mismo.

martes, 26 de noviembre de 2019

Contra la violencia a las mujeres.

Fotografía de Diego Morales

No soy tuya.
¿Crees que tu fortaleza bruta te da derecho a dominarme?
¿En qué momento pasaste de considerarme igual a ti a tenerme por inferior?
¡No soy tuya!
¡Ni de nadie!

domingo, 24 de noviembre de 2019

Niños

Cortesía de DMA.

- ¡Toma, te lo regalo! ¡Tengo más!
- ¿De verdad?

sábado, 23 de noviembre de 2019

Imaginación.

Fotografía de Diego Morales. Jaén - España.

Imaginación lingüística al servicio del negocio.

jueves, 21 de noviembre de 2019

Zapatos perdidos y hallados.

Fotografía de Diego Morales.

¿Fin de fiesta o renovación de zapatero?

martes, 19 de noviembre de 2019

Agradecimientos.

Muchas gracias a todos ustedes, queridos blogueros.
Gracias por sus visitas y por sus comentarios, tanto unas como otros me llenan de orgullo y satisfacción.
Me he puesto al día y he contestado a todos y cada uno de los comentarios que me han ido ustedes dejando desde hace meses.
¿Cómo no estarles agradecido?
Ahora, conforme vaya sacando tiempo, iré pasando más detenidamente por sus blogs. No lo hago como obligación sino por gusto y porque me interesan sus cosas. Lo que lamento es no disponer siempre de tiempo para dejar un comentario.
En fin, que muchas gracias de nuevo a todos ustedes.

Diego Morales.

lunes, 18 de noviembre de 2019

Miro pasar el tiempo.

Fotografía de Diego Morales.
- Aquí, pasando el rato. No tengo nada mejor que hacer.

domingo, 17 de noviembre de 2019

Chimenea.

Fotografía de Diego Morales.

jueves, 14 de noviembre de 2019

Choque de trenes.



Pues eso, que entre choque de trenes y vías férreas rotas, la casa sin barrer.
¡Malamente, tras, tras!

miércoles, 13 de noviembre de 2019

Amor y odio.


Incompatibilidad de caracteres.

martes, 12 de noviembre de 2019

Estupefacto.


Estupefacción

domingo, 10 de noviembre de 2019

Destrucción.

Fotografía de Diego Morales.
Ansia destructora.

sábado, 9 de noviembre de 2019

Andantes.

Fotografía de Diego Morales.

Más zapatilla y menos mesa de camilla.

jueves, 7 de noviembre de 2019

Donaciones.



Hace unos días fui a donar sangre. ¡Voy ya por la  trigésimo primera extracción!
Me salen las siguientes cuentas:
Me han sacado casi 14 litros (13,950 cc) o lo que es lo mismo, el equivalente a 422 botes de cerveza de 33 cc.

¡Ahí lo dejo!



miércoles, 6 de noviembre de 2019

Huevos pirata

Fotografía de Diego Morales.
Cuando mis churumbeles eran pequeños, para animarlos a que se comieran los huevos pasados por agua, dibujábamos sobre la cáscara personajes interesantes.
Se convirtió el juego en toda una tradición, hasta tal punto que en mi casa llamamos "huevos pirata" a los así preparados.
Rememorando viejos tiempos y pese a la edad de los retoños, hemos vuelto a degustar un huevo corsario.

martes, 5 de noviembre de 2019

Idiomas.

Fotografía de Diego Morales. Cracovia - Polonia.

Hace unos días leí en El País esta noticia sobre el conocimiento del idioma inglés por parte de los españoles, y también la volví a escuchar en el telediario. En el reportaje televisivo se mostraban muchas causas pero me llamó la atención la opinión de dos chicas, una alegaba que la gente se sentía ridícula y por eso le daba vergüenza hablar en otro idioma y la segunda chica reconocía que en su etapa escolar no había aprendido nada de nada, de inglés, se supone.
Me quedé entre enfadado y extrañado y me hubiese gustado meterme en la tele y preguntarle: ¿en las otras asignaturas tampoco aprendiste nada? ¿A qué te dedicabas en clase?
No voy a enmendarles yo la plana a gentes "sabidas" y expertas en pedagogías idiomáticas, pero en mi humilde experiencia la gente que no aprende idiomas es porque no le da la gana. De igual forma que la gente que no hace ejercicio físico es porque no le da la gana. Y la gente que no aprende a cocinar es porque no le da la gana. Y en ese plan.
Perdonen que ponga ejemplos personales, pero creo que todos tendremos vivencias parecidas.
Hace unos años, y por razones que no vienen al caso, se me puso entre ceja y ceja aprender a tocar la flauta. Me compré una de ésas que valen cinco o seis euros, me fotocopié las partituras de los libros de texto de música de 1º y 2º de la ESO, les pedí consejos a mis compañeros de música e incluso a mis hijos para que me enseñaran a soplar y a reconocer las notas y tras muchas horas de infierno para mi familia y para los vecinos a los que les llegaban mis horribles salidas de tono, ahora soy capaz de tocar el "cumpleaños feliz", el estribillo del "Titánic" o el principio de los Carmina burana. Sigo sin saber leer una partitura. Me aprendo las notas de memoria. Cuando me encuentro con una de esas notas altas (ésas que se escriben en la parte alta del pentagrama, que no sé cómo se llaman porque soy nulo en música) y no consigo poner los dedos correctamente en los agujeros de la flauta, me enfado, tiro la partitura y busco otra más sencilla. ¡Hala!
Con esto quiero decir que, evidentemente, nunca me van a llamar para interpretar la Flauta mágica, pero he aprendido a tocar muchas melodías sencillas.
¿Y qué decir de las comidas? ¡Anda y que no se me han quemado a mí las lentejas, o me ha salido un asado con las patatas más duras que las piedras, o el pescado se me ha quedado fosilizado! Pero ahora me salen unas lentejas riquísimas y hago unos bizcochos muy apañados. No sé hacer pan de calatrava ni consigo que la sepia me salga blanda, pero hago flanes y las tortillas de patatas me salen comestibles. Evidentemente, el comisario Montalbano (qué grande Camilleri. Descanse en paz.) no me va a pedir que le haga de comer, pero "sono capabile de dire quattro cose en italiano"...
Sigo varios blogs en portugués y consigo entenderlo casi todo. Por supuesto tengo que recurrir a menudo al diccionario, pero ya conozco muchas palabras y estructuras.
En fin, que querer es poder.

lunes, 4 de noviembre de 2019

Amenábar. Mientras dure la guerra.

Fotografía de Diego Morales. Feria de Antigüedades en Torre Pacheco  (Murcia - España)

Hace unos días fui al cine a ver "Mientras dure la guerra" de Alejandro Amenábar.
Me pareció una excelente película por la interpretación de los actores, por la fotografía, por los diálogos, por el enfoque de los hechos y por ser ecuánime. Es muy dura pese a que sólo hay dos escenas escabrosas (si no recuerdo mal) y en ellas no se recrea el director. A estas alturas todos conocemos las atrocidades de la guerra y de la posguerra y por eso mismo la película nos las trae al recuerdo sin necesidad de mostrar directamente ajusticiamientos, bombardeos y demás barbaries.
Por ejemplo (y no me gusta destripar historias): en vez de mostrarnos la detención de un alcalde y posterior asesinato, nos muestra la reacción de la viuda. Mucho más eficaz. O el sonido de unos tiroteos al alba. O la sustitución de la bandera republicana por la rojigualda.
Los diálogos transmiten tristeza, horror, ironía e incluso humor en algunos momentos. Todo sobrio, efectivo y directo.
Me gustó muchísimo la película.
¡Bravo, Amenábar!

sábado, 2 de noviembre de 2019

Fragmento.

Fotografía de Diego Morales.
Fragmentos.