jueves, 11 de febrero de 2016

miércoles, 10 de febrero de 2016

Actividades interdisciplinares

Fotografía de Diego Morales
Baeza - Jaén - España

Cada vez que un pedagogo sabiondo, un Juan Jacobo Rousseau renacido, un José Antonio Marina iluminado, un José Ignacio Wert esclarecido o un pelagatos metido a político me aconsejan cómo tengo que dar mis clases, créanme ustedes si les digo que "me se" ponen los vellos como púas de erizo de mar. O peor.

Esta semana, por aquello de los amoríos sin fin y los sanvalentines mercantiles, me he propuesto realizar en clase una actividad de esas que se llaman ahora multidisciplinares, transversales, lúdicas y personalizadas.

He elegido dos poemas franceses, ambos de Jacques Prévert (mañana y pasado los publicaré). Cada alumno debe aprender de memoria un verso y recitarlo. Con mi máquina fotográfica, que puede grabar en vídeo con una resolución más que aceptable, pretendo hacer una toma (un primer plano) y editar posteriormente un vídeo. Vídeo que nunca será expuesto en internet.

¡Nada nuevo en la viña del Señor, que no pretendo yo descubrir la pólvora! ¡Muchos compañeros más puestos en temas cinematográficos están ya hartos de hacerlo!

Le doy clase este curso a cinco grupos. Pues bueno, he paralizado la actividad en dos grupos, uno de cuarto y otro de segundo de la ESO.

¿Razones?

Que si esta actividad cuenta para la nota (interesados), que si el verso no me gusta (exquisitos), que yo no pienso salir en un vídeo (tímidos o rebeldes)o que si no puedo obligarlos a grabarlos en vídeo (futuros abogados).

Añádase la paciencia infinita que he tenido que desplegar para explicar en qué consistía la actividad (igual que si hubiese explicado la teoría de la relatividad, igualico, igualico). El esfuerzo titánico para convencer a los reticentes y tímidos para que se pusieran ante la cámara. Y no les digo nada del estruendo y el caos que se produce en una clase cuando se sale de la rutina. 

Y para acabar, lidiar contra las huestes gamberriles. Uno hace gestos para provocar la risa del "actor", el actor se queja de que lo "miran", uno gruñe como los gorrinos en plena grabación, ninguno guarda silencio...

Ya sé que es lo normal, las risas, los nervios e incluso alguna pequeña gamberrada (el gruñido), pero, como todo, hasta un límite, superado el cual, ya les digo, a la porra la actividad.

Hay alumnos que se lo han tomado en serio, otros han pedido participar más y en algunas grupos he transigido con los que no han querido participar (ninguna alumna musulmana ha querido ser grabada, por cierto).

Por eso les pregunto a los pedagogos que todo lo saben ¿en qué he fallado? ¿Acaso no es una actividad lúdica? ¿Acaso no está relacionada con mi asignatura? ¿Acaso no fomenta la lectura, el hablar en público, la utilización de medios informáticos, el conocimiento del propio cuerpo (la voz), la superación de complejos relacionados con la imagen, la integración entre chicos y chicas, el fomento de la interculturalidad, etc? ¿En la afamada Finlandia el profesor tiene que gritar para pedir silencio o tiene que soportar que más de un alumno se niegue a hacer una actividad? Es más, ¿cómo se enfrentaría un extraordinario profesor finés a una situación así? ¿Debo retomar la actividad en los dos grupos donde la he anulado sólo con aquellos que quieran, porque se lo merecen? ¿Qué hago con los demás, bajarles la nota (me reclamarían)o ponerles otro trabajo compensatorio (me cargo de más trabajo, encima)?

Porque estas actividades me exigen mucho trabajo. El que está pasando horas y horas delante del ordenador para editar los vídeos soy yo (aquel que haya editado sabe el tiempo que se necesita para montar los diferentes vídeos).

Y, por último, siempre habrá un padre, muy digno y muy enterado, que dirá en la cola del supermercado: si es que los maestros se dedican a poner vídeos en clase.


lunes, 8 de febrero de 2016

Calles vacías

Fotografía de Diego Morales
Altea- Alicante - España


Calles vacías como cabezas huecas,
sepulcros blanqueados,
calles estrechas como mentes angostas,
ideas rectas como pensamiento único,
invierno muerto
primavera viva.


viernes, 5 de febrero de 2016

Corazones ilumina2

Fotografía de Diego Morales


jueves, 4 de febrero de 2016

"La noche del incendio" de Antonio Aguilar

Fotografía de Diego Morales

                 Canción de los gatos

Nunca pensé que en una vida se pudiera
vivir dos veces. Retornar a la casa,
vestir de nuevo las habitaciones,
apuntalar el corazón en el jardín,
decirte buenos días, y que sea cierto,
escuchar esa música que es nueva,
las notas de tus pasos diminutos
a media noche en el pasillo,
decirte amor a ti, de quien apenas sé nada,
amor mío, y que sea cierto.


"La noche del incendio"
Antonio Aguilar
Huerga/Fierro editores / poesía

miércoles, 3 de febrero de 2016

Esto no es lo que parece

Fotografía cedida por C. A. 

¿Dónde dirían ustedes que está esta iglesia?
¿En Moscú? ¿San Petersburgo? ¿Sebastopol, en la anexionada Crimea? ¿Novosibirsk?

¡¡¡Noooooo!!!

¡A la entrada de una urbanización de ricachones entre Altea y Calpe! En Alicante, España.

¡Falta la nieve, que ya se la tienen encargada a Putin!

martes, 2 de febrero de 2016

Caras naturales

Fotografía de Diego Morales

Empezamos nuevo mes y lo mejor es ponerle buena cara.
Después de examinar la foto, me di cuenta de que aparece otra cara, ya hecha por la misma naturaleza. ¿Quién la localiza?

Por supuesto, me traje a casa la piedra. ¡Faltaría más! Lo que me da rabia es no haberme dado cuenta de la otra.

domingo, 31 de enero de 2016

Verticalidad

Fotografía de Diego Morales

Verticalidad


sábado, 30 de enero de 2016

Cuesta de enero

Fotografía de Diego Morales

¡Ya queda menos para que se acabe la cuesta de enero!
¡Aunque me temo que después viene la de febrerico el corto!


viernes, 29 de enero de 2016

Pasar por el aro

Fotografía de Diego Morales

En algún momento de nuestra vida, todos hemos tenido que pasar por el aro.


jueves, 28 de enero de 2016

Paparajotes

Fotografía de Diego Morales
Paparajotes

Hacía tiempo ya que no comía paparajotes.
¡Mmmmmmmmmmmmm! ¡Qué riquísimos!


lunes, 25 de enero de 2016

Concha Martínez Barreto / Gramáticas de la temporalidad






Hace unos días visité una exposición, "Gramáticas de la temporalidad", en la que expone una amiga y compañera (Concha Martínez Barreto).



Todas las fotografías son de Diego Morales.


jueves, 21 de enero de 2016

"La noche del incendio" de Antonio Aguilar



Antonio Aguilar me honra con su confianza y me ha embarcado en un proyecto que será, sin duda, toda una experiencia auditiva y visualmente poética.
No les digo más, para no destripar la sorpresa.

Para los interesados:


"La noche del incendio"
de Antonio Aguilar
(Huerga - Fierro editores)
ISBN: 978 84 943604 9 7
Lugar: Cafetería Ítaca
Calle Mariano Vergara,6
Murcia
Inauguración: sábado 13 de febrero de 2016
Hora: 6h p.m.




miércoles, 20 de enero de 2016

Leones contorsiona2

Fotografía de Diego Morales
Varsovia - Polonia

- No sé tú, pero yo tengo un dolor de vértebras...
- ¡Y encima, la humedad, que me recome los huesos!
- Tantas horas de musculación para estar aquí, ateridos de frío.
- Si por lo menos encendieran el candelabro, podríamos calentarnos un poquito.
- ¡Calla, y posa, que ahí viene el Dyhego a echarnos unas fotos!

lunes, 18 de enero de 2016

Comerse el tiempo

Fotografía de Diego Morales
Morella - Castellón - España

Cuando nos dicen que hay que comerse el tiempo, no pensaba yo que se refirieran a esto...