domingo, 19 de enero de 2014

Cuadros de la vida


Fotografías de Diego Morales
El cuadro es de  RIBES VILLALBA

Me gusta mucho este cuadro por la gradación de los colores grises y por el azul.
Un espacio amplio, impersonal, frío y vacío. Un lugar privilegiado de lujo, modernidad y glamour. La pareja de tortolitos aprovecha para darse un beso allí donde todos puedan verlos, para demostrar su amor. Ella sofisticada, él, autosuficiente. Los turistas de la derecha quieren inmortalizarse. No tienen a quien pedirle que les fotografía y lo hacen por turnos. ¡Ponte tú! Ahora me pongo yo. ¡Sonríe! Hacia la izquierda, desaparece un señor que ya ha visto la exposición. Porque se trata de un museo. Tan ultramoderno que no hay cuadros, sino espacios vacíos. La pareja de la derecha habla relajadamente. Él, trajeado, le expone algo muy interesante. Ella, cansada, apoyada en la barandilla, dejando el peso de su cuerpo en una pierna, escucha aburrida y se muestra interesante. Él quiere seducirla, a ella no le interesa en absoluto.

12 comentarios:

MARÍA LUISA ARNAIZ dijo...

Adoptar un punto de vista subjetivo para describir un cuadro, ¡zas!, una historia.

John Charles Clochard. dijo...

Me recuerda mucho a la pintura de Edward Hopper, esos espacios iluminados dentro de los que pasa la vida. Me gusta esa onda...

SALUD

LA ZARZAMORA dijo...

También me gusta.
Y me quedo con la imagen de ella, cansada... por pura empatía debe de ser.
;-)

Bizz, murcianico.

tecla dijo...

Un espacio vacío pero tan lleno de vida y de talento,Dyhego.
Me fascinan esos grises compuestos con colores cálidos que se asoman tímidamente para contrastar con el azul.
Y los personajes. Tan huecos, tan distantes, tan alejados.
Y me pregunto: Si esta es la modernidad, que lo es: ¿Somos todos así de fríos y distantes? ¿Nos pasa lo que nos está pasando porque hemos dejado de querernos?
¿Son estos personajes el origen de la debacle?
Eso es lo que me pasa por la cabeza, Dyhego. Y si me pasan tantas cosas, quiere decir que el cuadro es bueno y que las víctimas de esta crisis no lo podemos adquirir. Lo adquieren los otros, los que hay dentro del cuadro.
Qué gran entrada la tuya.

Dyhego dijo...

Mª Luisa:
Siempre resulta interesante inventarte la vida de los personajes de los cuadros.
Salu2 pictóricos.

Dyhego dijo...

Clochard:
Ahora que lo dices es verdad, recuerda al pintor americano de bares nocturnos y soledades varias.
Salu2 nocturnos.

Dyhego dijo...

Zarzamora:
Lo mismo la señora se vio acorralada por el tipo y tiene que aguantar todo el rato el rollo, jajajaja.
Salu2 pictoriconarrativos.

Dyhego dijo...

Gracias, Tecla.
Me gustó bastante el cuadro porque me transmitía la fría mordernidad de estos últimos años de bonanza. Espacios impersonales e inmensos visitados por gente pija y sofisticada. Todo vacío, el exterior y el interior.
El verde del fondo también me gustó mucho. Me recordó la ventana de Las Meninas.
Salu2 pictoricocríticos.

Hostal mi loli dijo...

Que buena explicación, ya me gustaría ir contigo al Museo del Prado jajajja Salu3.

Dyhego dijo...

Loli:
Aquí tienen ustedes a las meninas, una infanta imputada, un juez castro que la retrata, los reyes al fondo echándose las manos a la cabeza, jajajajaja.
Salu2 praderos.

L. N.J. dijo...

El hombre que todavía no ha desaparecido, parece una sombra, un individuo diferene a los demás.
¿Y si es un fantasma? y tú Diego, la sombra.

Dulces besos.



Dyhego dijo...

Lourdes:
Buena observadora. ¿Ves como te mereces un 10?
Me di cuenta del "fantasma" cuando ya tenía la entrada hecha y me vi perezoso para retocarla. Pensé que nadie más se fijaría...
Salu2 y gracias por la observación.
Sobresaliente.