viernes, 3 de enero de 2014

Agua y naranja

Fotografía de Diego Morales
El agua es inocente como los árboles, juguetona como la brisa vespertina, impuntual como novia ansiosa, coqueta como mariposa indolente, cruel como diosa malcriada, hipnótica como el fuego, ingrávida como la esperanza, absurda como la vida, necesaria como la caricia, siempre esperada, siempre temida, casi nunca acertada.

6 comentarios:

LA ZARZAMORA dijo...

Me encanta esta foto...
Un agua de naranjas!!!
Nunca lloverá a gusto de todos, eso ya lo aprendimos, eh?
Venga, que si te animas... con un agua de Valencia y un beso, igual nos hacen sacar un sol y hasta una media sonrisa.

Bizz, murcianico.

John Charles Clochard. dijo...

Qué bonito cuando te pones el traje de poeta.

Salud.

Dyhego dijo...

Zarzamaora:
El agua de Valencia está riquísima. Lo mismo preparo una mañana: me quedan naranjas, mandarinas y tengo un par de botellines de cava. Brindaré por ti y por que tengas un feliz año.
Si te gusta la foto, te la puedo regalar. Si la quieres dímelo y te la mando por correo electrónico con todos sus píxeles y sin mi firma.
Feliz año.

Dyhego dijo...

Clochard:
Como últimamente estoy leyendo mucha poesía, se me habrá pegado porque yo de poeta tengo lo mismo que de futbolista: nada. Jajaja.
Pero siempre se agradece un parabién, hombre.
Le invito a un güisqui con hielos.

Naranjito dijo...

Hombre Dyhego, sobre naranjas, ¿que quieres que te diga? y sobre agua: donde se ponga una buena birra...
Un saludo cítrico.

Dyhego dijo...

Naranjito:
Donde fueres... bebe lo que vieres,jejeje.
Salu2 rebujiteros.