sábado, 15 de junio de 2013

Misterios lingüísticos


¡Como ustedes, así también me he quedado: anonadado, patidifuso y perturbado!
Tenemos todo el fin de semana para desentrañar los misterios de esta revelación...

18 comentarios:

Clochard. dijo...

Dyhego:
Me ha recordado a un libro muy interesante de José Antonio Marina, titulado "Las arquitecturas del deseo".

Salud.

Dyhego dijo...

Clochard:
No he leído nada de Marina, salvo los artículos que escribía hace tiempo en no sé qué dominical.
Me suena el título a análisis detallado de creación de deseos. ¿Van por ahí los tiros?
Andamiaje de salu2.

Clochard. dijo...

Dyhego:
Marina es un ensayista d los que merece la pena tener cerca. En las "Arquitecturas del deseo" habla de temas que tienen que ver con las emociones, del hombre y sus relaciones, de lo que somos por dentro. Todo lo que escribe rezuma sabiduría y meditación, un poso tranquilo y bien pensado. Claro que parece que no tiene nada que ver con las arquitecturas de los piratas de la especulación y la recalificación de terrenos.

Salud.

Dyhego dijo...

Gracias:
A ver si encuentro el libro electrónico de Marina y me lo compro.
Salu2 marineros.

Carlos de la Parra dijo...

No alcancé a leer la letra pequeña, pero por el encabezado se puede referir a cualquier metáfora.
O incluso a una torre de prosciutto con queso.

Naranjito dijo...

Ojú Dyhego, llevo unos días sin entrar por aquí y me encuentro una nueva decoración (muy mona, por cierto) tú con alpargatas nuevas y encima con una frase para reflexionar. Ea, a darle vueltas al coco.
Un abrazo.

MARÍA LUISA ARNAIZ dijo...

Por eso los "hijos de" hicieron con amor la burbuja inmobiliaria.

amoristad dijo...

Yo creo que de lo que se trata es del altruismo de muchas personas que contribuyen a que este mundo sea mejor,¿van por ahí los tiros?...Un abrazo gratis!!

Dyhego dijo...

Carlos:
Esos palabros son tan vacíos que se pueden aplicar a cualquier cosa...
Salu2 llenos.

Dyhego dijo...

Naranjito:
Eres el segundo en opinar sobre el nuevo diseño del blog. Gracias.
No te calientes la cabeza por tonterías, que hay cosas mejores, hombre.
Salu2 sevillistas, jejeje.

Dyhego dijo...

Mª Teresa:
¡Lástima no se les indigeste tanto ladrillo!
Salu2.

Dyhego dijo...

Amoristad:
No lo sé. Quizás.
Era un artículo que hablaba de arquitectos modernos y me llamó la atención el lenguaje vacío, pretencioso e incluso estúpido.
Edificios construidos con afecto, reciprocidad y pasión, ahí es nada.
Lo de afecto, lo entiendo: cuando le dedicas muchas horas a un proyecto, es como un hijo y ¿no vas a querer a un hijo? Lo de pasión, también, si te dedicas exclusivamente a tu trabajo. Y lo de reciprocidad, no sé yo: tú construyes el edificio y el edificio hace que tú cambien tus ideas. Bueno, puede ser un texto "literario", pero cuando ves los edificios construidos te das cuenta que no sirven absolutamente para nada. En fin. Si yo tuviera dinero, desde luego no le encargaba mi casa a uno de esos arquitectos tan recíprocos...
Salu2 reflexivos.

Hostal mi loli dijo...

Es de arquitectos?? pues no lo parece jajajjaj Salu2

prudencio nieto dijo...

Que lástima que haya gente que hable así. Yo que me dedicaba a construir aun no sé donde está el afecto y la pasión, bueno en cobrar algo que no hacía, y la reciprocidad no será por los sobres?
un saludo

Dyhego dijo...

Mismamente, Loli, era de arquitectos. ¿Cómo se te queda el cuerpo?
Salu2.

Dyhego dijo...

Menalcas:
Es el tipo de lenguaje utilizado, que, por lo menos a mí, me parece memo.
Salu2.

LA ZARZAMORA dijo...

Bueno, Dieguito, es que hay arquitecturas que hasta hablan y respiran. Tú es que no lo sientes, no lo sientes...

:P

Bizz.

Dyhego dijo...

Zarzamora:
Lo que me parece ridículo es ese lenguaje tan fatuo (y más si ves una de esas construcciones que sólo sirven para que las vean los vecinos porque deben ser incomodísimas...).
Salu2 arquectónicos.