sábado, 29 de junio de 2013

Caro o barato

Fotografías y montaje de Diego Morales

Los conceptos "caro" y "barato" son tan elásticos que ocho euros serían para Bárcenas motas de polvo y para los ciudadanos honrados una cantidad que hay que tener en cuenta.
- Una perogrullada, Diego, que te lo digo yo.
- Ya, si lo sé, pero esta mañana, al volver de los comestibles pasamos delante de una pollería. OFERTA: 1 pollo asado + patatas fritas = 8 €. ¡Qué chollo! ¿no? Pues no. Teniendo en cuenta que los pollos que venden son cada vez más pequeños y nosotros cinco comensales de apetito respetable, con un ejemplar no tendríamos ni para echar una foto. Necesitaríamos tres. Luego... 3 x 8 = 24 €.
¡Con veinticuatro euros puedo adquirir 5 pollos troceados en la tienda!

Esta humilde reflexión demuestra los efectos colaterales de la crisis.
El lujo de comprar la comida hecha, de darte un capricho y de evitar preparativos culinarios no resulta rentable.

8 comentarios:

Carlos de la Parra dijo...

Jamás se malgasta el dinero cuando se trata de buena comida, o de cosas deliciosas.
Cuando en duda, agrega vino.

LA ZARZAMORA dijo...

Tienes más razón que un santo.
Los chollos que ofertan son una estafa.
Nos estafan por todas partes.
Acuérdate de los zapatos...
Me voy antes de que te suba la bilirrubina.
;-)
Bizz, murcianico.

Dyhego dijo...

Carlos:
Sin duda la noción de "caro" depende del bolsillo de cada persona. Y también es cierto que cada uno se gasta los cuartos en lo que más le gusta. Lo que no me gasto en ropa me lo gasto en libros, jejeje.
Salu2.

Dyhego dijo...

Madreselva:
La verdad es que está muy descompensada la relación precio-calidad. Yo lo tengo muy claro, más pierden ellos que yo. Cuando no me queda más remedio, paso por el aro, pero mientras pueda evitarlo...
Salu2 equilibra2.

Clochard. dijo...

Bueno, Dyhego, un día es un día por aquello de que un día es un día. Está claro que no puede ser rentable, sólo que ese día no se ponen tantos trastos por medio y por ahí; aunque creo que es difícil que un pollo asado comprado en la calle, por muy bueno que lo hagan, supere al cariño que se le pone en la cocina del hogar.

Salud.

Dyhego dijo...

Clochard:
A veces no tiene uno ganas de ponerse a cocinar... pero hay que sopesar los gastos y los beneficios que se esperan obtener...
Salu2 avícolas.

amoristad dijo...

Lo de caro y barato es muy relativo depende de la calidad del producto,de la compañía con quien lo compartes,del trato y el amor que le pongan al hacerlo...En este caso no es el tamaño lo más importante¡creo!...Un pequeño o gran abrazo!!

Dyhego dijo...

Amoristad:
Otro punto para valorar si un producto es caro o barato es ponderar los beneficios obtenidos o que se desean obtener.
Salu2 gratis y a tutiplén.