jueves, 1 de marzo de 2012

Carthaginem pvella

Fotografía de Diego Morales
Museo Teatro Romano de Cartagena
Murcia - España

¿Muchacha descocada? ¿Jovenzuela  sorprendida por un lascivo vendaval? ¿Maniquí de alta costura cartaginesa? ¿Mujer objeto? ¿Reclamo de clínica estética? ¿Zagala nudista?
¿Femme fatale? ¿Feminista desprejuiciada? ¿Dama, dama que hace lo que le viene en gana? Los vientos le jugaron una mala (¿o buena?) pasada y el cruel tiempo le hizo perder la cabeza pero ella, mujer de armas tomar, nunca se dejará domeñar.

8 comentarios:

una pez payaso dijo...

¿Nunca?...

Preciosa entrada amigo Dyhego y un saludo de fuerza 8!!
glup!

LA ZARZAMORA dijo...

Ella es todo eso y mucho más...

Besos, Dyhego.

Dyhego dijo...

Pececita:
No, ni ésta ni ninguna otra mujer debe dejarse dominar.
Salu2 de fuerza 10.

Dyhego dijo...

Zarzamora:
Bien sûrrrrr! Y hace de su túnica un sayo y se pone el mundo por montera y hace lo que le viene en gana, comme il faut!
Salu2.

fus dijo...

Ninguna mujer se debe dejar doblegar.
un fuerte saludo


fus

Dyhego dijo...

Fus:
¡Exactamente!
Saludos.

Menalcas dijo...

Asi me gustan las mujeres, sin cabeza, lastima que siendo de cartagena no la haya conocido antes.
un saludo

Dyhego dijo...

Menalcas:
Huy, huy, huy... si tu señora lee lo que has dicho, el que se queda sin cabeza, me temo, serás tú...
Saludos cabezones.
(Las cartageneras, es que son muy cartageneras...)