miércoles, 14 de diciembre de 2011

Qvovsqve tanden abvtere

Fotografía de Diego Morales
Buda güertano

Voy a relajarme porque si no le voy a dar un campanazo en los lomos a
* mi mayor que, después de decir, ahora voy, ahora voy, se acostó sin fregar los platos.
* mi mediano, que necesita una raqueta de bádminton pero no quiere bajarse conmigo a Murcia a comprarla
* mi pequeño, que siempre se deja las zapatillas de casa en el lavadero y recorre la casa descalzo.
*  ese alumno que no me entrega los trabajos y me pregunta cándidamente si va a aprobar.
*  esa alumna que no para de cotorrear y me dice hipócritamente que se está portando bien.
* esa madre a la que le suena el móvil en la reunión.
* ese padre que se hace el perfecto progenitor en la reunión.
* esa zopenca que critica a los profesores mientras se zampa todos los zorreríos que salen por la tele.
* ese zopenco que critica a los profesores mientras se zampa todas las birras que puede en el bar.
* seguro que me he olvidado de alguien...
Ah, y campanadas de alegría a todos ustedes.

18 comentarios:

MJ dijo...

Espero que no me des un campanazo en el lomo, Dyhego. Que yo vengo a desearte muy felices navidades y tranquilidad, mucha tranquilidad :-)

Abrazos.

alma dijo...

Pues me apunto. (a lo de tus chicos no, que ya tengo bastante con los míos)

Besicos

Paco dijo...

Entre zopencos,campanazos y campanadas.....vaya como esta la tarde Dyhego.
Vamos a venirnos arriba hombre....¡¡esos animos coño !!.,jajaja.
Un abrazo

Merce dijo...

Lo de los niños y las zapatillas debe de ser algo que les enseñan en el mismo paritorio la propia comadrona...:-)

Dyhego dijo...

MJ:
¡Pero si tengo que repicar las campanas por la alegría que me dais!
Saludos campaneros.

Dyhego dijo...

Alma:
Toquemos las campanas, sobre todo si son las de ese chocolate tan rico que anunciaban por la tele...
Saludos chocolateros.

Dyhego dijo...

Paco:
¡Menos mal que entre la meditación y la copa que me he tomado en tu blog se me ha pasado la pesambre, jejejeje!
Saludos rocieros.

Dyhego dijo...

Merce,
... porque si no, no hay otra explicación ¿verdad?
Ay, ay, qué hartazón de repetir siempre lo mismo...
Saludos con zapatilla...

tecla dijo...

Jajajajajajaj. La madre que los
Si es que eres un padrazo y lo sabes
Lo que pasa es que te haces el longuis.

Dyhego dijo...

Tecla,
aún así, hay días que se muestran tan desagradecidos que me entran ganas de llorar.
En fin.
Saludos.

fus dijo...

Bueno tal y como estàn las cosas solo decirte buenas noches y ya te comentarè algo mas,,,,me voy que la cosa està que arde...jijiji++

un fuerte abrazo

fus

Liliana G. dijo...

Dura tarea, la de padre y la de profesor. La de padre, bueno, que uno chilla como marrano pero la disfruta. La de profesor, pufff, peor que seguirla con otros niños es seguirla con sus padres... No quisiera estar en tus zapatos, Dyhego.

Besos, y... ¡al Himalaya!

La Zarzamora dijo...

Jajajaj
A mí me pasa algo similar...
Me tienen contenta también.
Suscribo tu entrada de hoy, todita.

Un abrazo, Dyhego.

Dyhego dijo...

Fus:
¡Pero si a tí no te iba yo a dar un campanazo sino una campanada...!
Saludos.

Dyhego dijo...

Liliana:
Hay días buenos y días malos. Al final las cosas malas se van borrando (sabia que es la naturaleza...).
Cariños.

Dyhego dijo...

Zarzamora:
Entonces hagamos sonar la campana de Notre Dame.
Saludos

Anónimo dijo...

valla una mierda de blog

Dyhego dijo...

Pues no entiendo que se recree vd...