viernes, 16 de diciembre de 2011

Caos y Demiurgos

Fotografía de Diego Morales

¿Es el caos el envés del orden? ¿Tal vez el reflejo de nuestra personalidad? ¿Acaso un instinto? ¿Falta de disciplina? ¿Desgana? ¿El caos es una disposición ordenada de elementos superpuestos en distintos planos conceptuales? ¿El caos es azaroso? ¿Se puede predecir el caos? ¿Si el orden siempre es el mismo por qué el caos no se puede repetir? ¿Por qué los malos de las películas son ordenados y los buenos caóticos? ¿Por qué se divierte uno produciendo caos y se aburre ordenando cosas?

18 comentarios:

MJ dijo...

Muchas preguntas sin respuesta, Dyhego. Y yo no estoy para pensar ahora... :-)

Un beso.

Liliana G. dijo...

Últimamente el caos es una constante: falta de tiempo, falta de paciencia, falta de ganas entre la escasez del tiempo y de la paciencia, falta de incentivos, falta de tantas faltas... En fin Dyhego, parece que el caos es la falta de muchas cosas que debiéramos tener y no tenemos.
Yo opté por un sano equilibrio: el orden dentro del caos.

Besazos desparramados :)

Menalcas dijo...

dame un buen caos y te diré quien eres?
un abrazo

tecla dijo...

El caos es mi cabeza Dyhego, no le des más vueltas.
Ven y búscame y así te enterarás.
Joder qué lío tengo.

Dyhego dijo...

MJ:
un momento de debilidad mental transitoriamente pasajero...
Saludos mentales.

Dyhego dijo...

Liliana:
pasáme el secreto de ese orden dentro del caos, porque yo no lo consigo.
Cariños ordenados.

Dyhego dijo...

Menalcas:
y después nos tomamos unos caos a la galleguiña.
Saludos descaotizados.

Dyhego dijo...

Dicen que del caos, Tecla, siempre sale algo bueno. Te buscaré en las orillas de tu sombra.
Saludos orilleros.

alma dijo...

Hum...es que el caos es más rápido. Mis hijos montan un campamento checheno en el salón en sólo tres minutos. Quiá. En menos de uno, pero yo tardo bastante más en recomponerlo todo...

Besicos, Dhyego

Dyhego dijo...

Almalaire:
¡Yo no he sido, yo no he sido!
Jajajaja.
Ay, Señor, Señor, qué paciencia!
Saludos caóticos.

El Naranjito dijo...

O sea: que el caos es divertido y el orden aburrido. Po esa mesa tiene que ser tela de aburría, !está todo en su sitio! Ralajación, amigo Dyhego, mucha relajación.
Un abrazo

Dyhego dijo...

Naranjito:
Está todo en su sitio... pero no en su "debido" sitio, jajajaja.
Yo soy un caótico ordenado o un ordenado caótico, según se mire.
Saludos caóticos.

La Zarzamora dijo...

Jajaj yo dentro de mi caos suelo encontrar mi orden...
Pero que nadie venga a ordenar por mí que luego no encuentro ná de ná.
Te entiendo a la perfección.
Un abrazo, Dyhego.

Dyhego dijo...

Zarzamora, lo misme me ocurre, que cuando alguien que ordena mi caos ya no encuentro nada...
Saludos caóticos.

L.N.J. dijo...

Suelo ser muy ordenada, y dentro de ese orden, como no; mi desorden.
Así me llevo y así me quiero.

Bonita entrada,Diego.

Dyhego dijo...

Lourdes:
lo importante es recordar dónde hemos puesto las cosas en nuestros caos particulares.
Saludos.

Anónimo dijo...

Es un problema de consumo de energía para ir en contra de la segunda ley de la Termodinámica:" Si no puedes con ellos... ¡únete!"

Dyhego dijo...

Anónimo:
He intentado estudiarme la segunda ley de la termodinámica... pero en cuanto he llegado al concepto de "entropía", ahí sí que ya me he quedado obnubilado: mi mente no da para más...
Saludos entrópicos (espero que eso sea bueno...)