martes, 20 de diciembre de 2011

Estadística de anécdotas

Fotografía de Diego Morales

Se acercan las peligrosísimas cenas navideñofamiliares y "de" seguro que todos ustedes tendrán sus particulares estadísticas de hechos graciosos (supuestamente) que se recuerdan sistemática y cansinamente (con todo lujo de detalles, más que nada para que no se olvide el acontecimiento).
1) Determinada "miembra" familiar se dedicaba, durante las siestas, a impartir clase a las gallinas que, como no se callaban, acababan recibiendo varazos, con el consiguiente revuelo aviar. 20% de repeticiones.
2) Determinado miembro familiar volvió de clase, en su tierna infancia, diciendo que no quería regresar más a la escuela porque la señorita tenía las tetas muy grandes. 20%.
3) Determinado miembro familiar fingió dormir profundamente y cuando fue llevado en brazos y acostado cuidadosamente abrió los ojos y dijo con voz de pito bien despierta: gracias, tito. 20%
4) Determinada "miembra" familiar escupía continuamente el yogur "azucarado". Qué puñetas le pasará a la niña, que no quiere comer... y es que, por equivocación, se había "edulcorado" el alimento con... sal. 20%
5) Determinado miembro familiar poco comiente siempre tenía que ir urgente y sospechosamente al retrete durante las comidas... para retardar el espantoso momento de comer. 20%

12 comentarios:

MJ dijo...

¡Jeje! Rememorar las anécdotas es algo inevitable en las reuniones familiares.
Resignación, amigo Dyhego ;-)
Y a pasar unas felices navidades.

Abrazos.

alma dijo...

Determinado miembro(no familiar) contestó "pues esto no es nada, si me llegas a ver en fotografía ahí si que" cuando otro determinado miembro, este sí familiar, le dijo que lo encontraba fenomenal y que cada año estaba más joven...

Mi suegra lo cuenta siempre. Y luego se ríe durante horas...ella sola, claro, después de tantos años, sólo le sigue haciendo gracia a ella.

Un besico Dhyego

tecla dijo...

Yo también tengo otra que siempre se ha repetido por la misma persona:
-¿A que no sabéis por qué las vacas tienen la mirada tan triste?
_Porque todos los días les tocan las ubres y solo una vez las coge el toro.


Es lo que la memoria me ha traído a la cabeza Dyhego.

Un beso.

Dyhego dijo...

MJ:
Si lo bueno de todo es que acabo riéndome al recordarlas, jajaja.
Saludos rientes.

Dyhego dijo...

Almalaire:
A veces el humor sólo lo encuentra uno pero si la risa es sincera, suele ser contagiosa.
Saludos sinceros.

Dyhego dijo...

Tecla:
Son joyas familiares que no tienen precio.
Saludos apreciativos.

Olga Bernad dijo...

Mi abuela siempre se ponía a contar penas y, ante el choteo general, se ajustaba la toquilla y nos decía muy compungida: "No os riáis de mí, que al año que viene no estaré". Mi padre le decía que al final acabaría teniendo razón. Murió a finales de 2007 y ya ninguna Navidad ha sido igual. Creo que las Navidades son más de los niños, para los que el mundo sigue siendo nuevo. Pero a todos pueden renovarnos un poco. Disfrútalas lo mejor que puedas (y cuidado con el turrón;-) Un abrazo.

Dyhego dijo...

Olga:
No me gustan especialmente estas fechas, sobre todo porque están llenas de compromisos y de prisas, y eso que mi agenda social es reducidísima. Es cierto que son fiestas para los crios pero como está todo tan disparatado y tan exagerado, cuesta mucho poner un poco de orden.
En fin, que pongo el belén, canto villancicos y todo pero no es que vaya yo por ahí levitando de alegría jejejeje.
Saludos mazapaneros.

Menalcas dijo...

Felices fiestas señor Dyhego que todo lo bueno de la navidad le coja por el centro y lo malo le resbale. un saludo

Dyhego dijo...

Menalcas:
¡Ojalá sea así como dices! Que la navidad sea un remanso de felicidad también para ti.
Saludos.

L.N.J dijo...

Y Jesucristo ¿dónde se sienta?

besos.

Dyhego dijo...

Lourdes:
Jesucristo no tiene problemas... porque está en todos sitios a la vez...
Saludos comensaleros.