domingo, 11 de septiembre de 2011

Milana bonita...

Fotografía de Diego Morales
Estatua dedicada a Paco Rabal
Escultor: González Beltrán
Murcia - España

Una de las venganzas más aplaudidas y justificadas de la literatura cinematográfica es la que se nos cuenta en la novela "Los santos inocentes" de Miguel Delibes y en la película homónima de Mario Camus.
Constituye uno de esos momentos excelsos del arte, que no deja indiferente a nadie.

10 comentarios:

Merce dijo...

¿Dónde está esta estatua, Dyhego?

Dyhego dijo...

MERCE:
En la plaza Santa Gertrudis.
Sitúate frente al teatro Romea, a la izquierda, en dirección a la Gran Vía, hay una calle peatonal que da a una pequeña plaza.
Salu2 gertrudinos.

Torcuato dijo...

Realmente buena.

PD
Perdona, Dyhego, no me entero de que canción es la que me dedicaste.
Sorry

Dyhego dijo...

TORCUATO:
El 29 de julio te dediqué una entrada.
Creo que uno de los mejores papeles que interpretó Paco Rabal fue el de Azarías.
La estatua es realista, no hay que imaginarse lo que significa.
Salu2 loquillos...

La Zarzamora dijo...

Peliculón. Pero el libro y el guión son excelentes...
Imposible la indiferencia frente a esa joyita.
Un abrazo, Dyhego.

Dyhego dijo...

ZARZAMORA:
Tanto el libro como la peli son perfectas en sí mismas. Es uno de los pocos casos en que esto sucede.
Salu2 milanos.

Andri Alba dijo...

Hola Dyhego, muchas gracias por pasar y comentar. He visto alguna peli de con Paco Rabal.

Bueno, que tengas bonita semana.

:))

Dyhego dijo...

Igualmente, ANDRI.
SALU2.

eva-escorts en madrid dijo...

Y además que perduran en tu recuerdo siempre. Todos los personajes tienen un sitio en los recuerdos.

Dyhego dijo...

EVA:
Hay personajes que dejan huella, como el perfume.
Salu2.