sábado, 3 de septiembre de 2011

Blasfemias y alegrías


Fotografía de Diego Morales

Andaba yo blasfemando en sánscrito clásico, estaba a punto de meterle la flauta al Leonardo de las Cabras por la popa, me mesaba las mis luengas barbas con furia, estaba a punto de darme a la bebida y volver al vicio nefando (el del fumeteo, no me malinterpreten ustedes) porque había una puñetera nota que no me sonaba bien.
Erre que erre, me fijaba en todas las notas, consultaba los dibujitos donde te dicen cómo se tapan los agujeros... pero la puñetera nota no sonaba bien y me descuadraba totalmente.
A punto estaba de tirar todas las partituras a la basura del reciclaje y convencerme de que soy un negado para la música.
- Papá, es que tienes que tocar un si bemol.
- Pues eso es lo que estoy haciendo, que lo dice el manual.
- Pues no, porque cuando lleva la b ésa quiere decir que el si se toca así.
- ¡Acabáramos! ¿Cómo iba yo a saber tal cosa, me c... en los bemoles, en el pentagrama y en todas las notas juntas?

Ahora ya me sale bien la canción y no me chirría la puta nota ésa.

Para los que saben de solfeo tanto como yo (es decir, nada) les diré que a la derecha de la clave de sol, en la tercera línea de abajo arriba hay una especie de b que significa que todos los "si" son bemoles. Hay dos: uno en "e ver you are" y otro en "o pen the", que llevan un puntito a la derecha (así como si los cegarrutos como yo pudiéramos ver tales detalles).

¡Qué barbaridad! ¡Con razón no me salía la partitura! ¡Un día de estos les ofrezco otro recital mío, jejeje!

14 comentarios:

Menalcas dijo...

Menos mal que lo conseguistes, yo aún sigo con la botella de anís y el boli, da gusto cuando uno lo logra, un saludo. y a rasgos generales que tal tu viaje por el pueblo donde vivo?

La Zarzamora dijo...

Dicen que el solfeo es como las matemáticas y si a eso le añadimos algo de miopía...
Yo lo abandoné muy joven y ahora me limito a tocar de oído, hasta que me quede sorda...

Un abrazo, Dyhego.

Dyhego dijo...

MENALCAS:
Estoy yo empeñado en tocar la flauta y, a pesar de momentos de desánimo como el que acabo de referir, voy logrando avances. No soy iluso y sé que no se puede sacar gran cosa de donde no hay, pero voy haciendo mis pinitos.

En cuanto al viaje a La Coruña, ha sido muy bonito. Resulta que un amiguísimo de mi hijo se ha traladado (sus padres, claro) y aprovechamos para visitarlos y hacer algo de turismo. Alquilamos un piso en El Burgo (ellos viven en Vilaboa) e intentamos compaginar las excursiones con momentos para que estuvieran los críos jugando. Visitamos Santiago, La Coruña, la isla de Santa Cruz, Cedeira, San Ándrés de Teixido, Cariño, el Cabo Ortigal y Buño, ya que mi moza es una forofa de la cerámica y siempre venimos cargados con "botijas" de todas clases.
En La Coruña visitamos la plaza de María Pita, la fortaleza de San Antón, la casa de Emilia Pardo Bazán/Sede de la Academia de la lengua gallga, el faro de Hércules y la colina de san Pedro.
Ha sido muy bonito, la verdad.
Salu2, Menalcas.

Dyhego dijo...

ZARZAMORA:
Como no soy muy bueno en matemáticas... tampoco lo soy en música, jejeje.
Nada,a tocaremos de oido y lo pasaremos fetén.
Salu2 musicales.

L.N.J. dijo...

Poquito a poco Diego, no tengas prisas, que las prisas no son buenas.
Dentro de tres meses, otra notita...

Besos.

Dyhego dijo...

LOURDES:
Menos mal que me ha dado por un instrumento fácil, que si llego a elegir el arpa...
Salu2 pentagrámicos.

Olga Bernad dijo...

TE veo avanzando, que es lo importante;-)
Qué majico, con sus notas y sus bemoles...

Liliana G. dijo...

Jajajajaja Me hiciste reír en grande, Dyhego, pero además, al lado mío sos un culto musical, yo en el pentagrama sólo veo hormigas desorientadas...

¡Recital! ¡Recital! ¡Recital! (Léase con la entonación tipo cancha de fútbol)

Besos mil.

Dyhego dijo...

OLGA:
Avanzo, avanzo... pero con muchos retrocesos. Las notas altas se me resisten porque no tengo agilidad en los dedos ni destreza para tapar solamente un poquito del agujero del dedo pulgar. Y por más que me fijo, no hay manera de que me acuerde de donde se situa cada nota y tengo que ir contándolas como los escolares con los números y los dedos...
Un desastre. Pero otras veces me animo porque ya soy capaz de tocar melodias simples sin equivocarme.
En fin, todo sea por que llueva, jejejeje.
Salu2.

Dyhego dijo...

LILIANA:
No me considero (ni lo soy) gracioso, ni humorista, ni cómico por eso me alegra y reconforta saber que soy capaz de arrancar sonrisas. Gracias. Lo agradezo.
En cuanto al recital, si llueve no te quejás.
Cariños.

Liliana G. dijo...

No hace falta que te propongas ser gracioso, Dyhego, lo que me causa gracia es la solemnidad y espontaneidad de tus textos, tenés una chispa maravillosa, y aunque no quieras, se te nota.

Besotes.

P.D.: Por aquí está a punto de llover, pero el recital se puede hacer en espacio cubierto...

Dyhego dijo...

LILIANA:
Muchas gracias, sós encantadora.
Aquí también ha llovido y espero que siga haciéndolo, porque falta hace.
Mis recitales son en espacio pequeños y cerrados... porque si fuese al contrario no se llenarían, jajajajaja.
Salu2.

Marisa dijo...

Hay hay hay hay haaaaaaaaaaaaaaayyyyyyyy los bemoles que se te pasan... Pues no puedes ir por la vida, discúlpame, perdiendo los bemosles, QUE LO SEPAS

Dyhego dijo...

MARISA:
Ya me cuido yo de cuidar muy bien lo bemoles...
Salu2 pentagrámicos.