jueves, 18 de febrero de 2010

Noche de otoño

Fotografía de Diego Morales

Hoy quiero un beso largo
y una lengua perdida por mis manos,
quiero morderte el cuello
y jadear adentro de tu aliento.
Quiero quedarme quieta sobre el mundo
y moverlo al compás de lo que siento
y agotar las reservas de tus venas.
Quiero que busques algo sobre mí
como si realmente
pudieras encontrarlo.
Sólo más, nada más, y tan aprisa
como se escapa el cielo
en una interminable borrachera;
tan despacio como se acaba un árbol
bajo los mil mordiscos
de las heladas negras.
Más luz, más paz, más tercas melodías,
más sed y oscuridad sobre mis piernas,
zarpazos de lamentos y caricias,
recuerdos imperfectos de otra vida.


Y al final quedarán entre tus dientes
mis labios recordando
lo que dices en sueños
y mi piel inventando lo que sueñas
a golpe de caderas y de estrellas.


"Caricias perplejas". OLGA BERNAD.
Siltolá poesía - Fundación ECOEM

11 comentarios:

maite mangas dijo...

Tremendpo este poema de Olga, pero los demás no te los dejes atrás. Yo tengo su librito en la mesilla de noche y de vez en cuando, le doy un repaso.
Besos.

Dyhego dijo...

MAITE:
Es el problema de elegir, lo que no significa que se infravalore el resto de poemas.
Salu2 de altas cumbres.

L.N.J. dijo...

Precioso, muy-muy bonito.

Besos.

Dyhego dijo...

LOURDES:
¿Verdad que sí?
Salu2

L.N.J. dijo...

Sí, no hay duda de ello Dyhego, es sutil.

Un besito.

Dyhego dijo...

LOURDES:
¿Sutil? Yo lo veo elegante y esplicitísimo...
Salu2

Olga B. dijo...

Hala!
Gracias, Dieguico;-)
Veo que te has terminado el libro, como prometiste, jeje.

En serio, me hace mucha ilusión que te hayas traído aquí la noche de otoño. Era un otoño, digamos, más caliente que el invierno que nos ocupa. Pero, ya sabes: per molto variare natura è bella.
Quería ser explicita sin perder la elegancia. El sexo es complicado en poesía, odio la mojigatería tanto como lo cursi, pero pretender escandalizar me parece ya lo más cursi y lo más pasado que hay. Me alegro de que te gustase el pulso del poema y de que esté aquí.
Gracias también a L.N.J. y, especialmente, a Maite. Eso de que alguien tenga mi librito en su mesilla de noche...
Gracias.

L.N.J. dijo...

Me refería en la palabra "Sutil", delicado, precioso, elegante....

Como desees Dyhego, así es; hermoso.

L.N.J. dijo...

Se me pasa, felicidades Olga, y enhorabuena por esa sensibilidad sensual que transmites.

Besos.

Dyhego dijo...

OLGA:
Es un poema con una carga erótica tremenda y tan elegante. Es un equilibrio perfecto sin caer ni en la mojigatería ni en la procacidad.
Lo leí en la sala de espera del hospital, un sitio muy poco propicio pero bueno, lo seguiré leyendo.
Gracias a ti por haberlo escrito.
Salu2

Dyhego dijo...

LOURDES:
Te pido perdón. No supe apreciar la acepción con la que utilizabas "sutil". Tienes toda la razón.
Salu2.