domingo, 27 de enero de 2013

El "apañao"

Fotografía de Diego Morales

Este personajillo no es peligroso ni nocivo pero resulta sumamente puñetero porque, en vez de ayudar, da más trabajo.
Los envases de margarina y productos de similar consistencia vienen tapados con una lámina de aluminio. El apañado la desgarrará, la despegará completamente del borde o, lo que es peor, la doblará hacia atrás con lo cual manchará el borde inferior de la tapadera. Y no contento con tamaño desaguisado, utilizará el cuchillo como si fuese una cuchara o como si fuera una pala: haciendo un agujero en el centro que se irá agrandando sin orden ni concierto por toda la superficie.
¿No será más fácil cortar un trocito de papel aluminio, el justo para poder  sacar la margarina como si raspases un acantilado? Por lo menos queda más estético.


8 comentarios:

Hostal mi loli dijo...


Pero que aseado eres!!! espero que no maniático jajajajaj Besitos.

Dyhego dijo...

Loli:
Tengo mis pequeñas manías, pero nada preocupante (espero).
Salu2.

tecla dijo...

Sí que eres apañao, Dyhego.
A qué lo vamos a negar.

madison dijo...

No conocía yo esta faceta tuya!!
Un beso Dyhego

LA ZARZAMORA dijo...

Cómo se nota que has hecho estudios de francés...
A la mantequilla hay que tratarla bien, eh?
Sonrío.

Bizz, Diego.

Dyhego dijo...

Tecla:
Apañao en algunas cosas y desastre en otras, como todos, supongo.
¿Si nos ponemos a ver las manías que tenemos, Virgen Santa...!
Salu2 mañosos.

Dyhego dijo...

Mádison:
Yo soy un caótico ordenado o un ordenado caótico...
Salu2 ordena2.

Dyhego dijo...

Zarzamora:
¡Es lo primero que aprende uno: a restregar la mantequilla, a beber vino y a poner la boquita de uuuuu!
Jajaja.
Salu2 afranchuta2.