domingo, 6 de diciembre de 2009

La donna è mobile...

Fotografía de Diego Morales



Edila, concejala, portavoza, albañila, jueza, médica, caba, tenienta, alféreza, cancillera, pilota, práctica, capataza, música, oficiala, agenta, pasadora, comerciala, cantanta, conserja, bedela, payasa, obispa, deana, prelada, cardenala, auxiliara, practicanta, matarifa, matachina...
Ejemplos:
La albañila era muy soeza y les decía ordinarieces a los hombres que pasaban.
La portavoza y edila del consistorio era locuaza y hábila con las palabras.
La jueza era vila, procaza y tenaza.
La médica, como buena mujera, era capaza de hacer dos cosas a la vez: operaba a dos pacientas al mismo tiempo.
La caba, la tenienta y la alféreza eran las mejoras militaras de su promoción.

9 comentarios:

Olga B. dijo...

La pena es que se ha llevado hasta el ridículo una intención que no era mala: hacer más presente a la mujer en el lenguaje. No era una tontería, pero, por desgracia, en eso se ha convertido. Yo creo que nuestro idioma tiene defensas contra eso y contra mucho más. Pasará el chiste, tal vez quede la intención.
Salu2.

Liliana G. dijo...

Todas esas mujeres, son y seguirán siendo un ejemplo en sus profesiones, que no te quepa la menor duda. Sólo los hombres pueden hacer una cosa por vez... jajajajaja

¿Qué te ha dado Dyhego? :)

Besotes.

maile dijo...

Fíjese que a mi no me gusta tener una profesión con un nombre "al uso"... cocinera...
"Una pica en Flandes" habría que poner por todas las médicas, bedelas o capatazas...
Difícil será que pase el chiste... en esta tierra somos así... pero la intención estará en la mente de todos.

Mi señor Dyhego... ocurrente si que si.

Anónimo dijo...

Vaya por dios, que nosotros somos hombres Dhyego, pero como también existen cambios de esos...jeje
=)

Dyhego dijo...

OLGA:
¿A que no te gusta que te digan "poetisa"?
La lengua española tiene unas características y unas reglas gramaticales. Utilizarlas bien o mal depende de la inteligencia del usuario. He sido irónico para mostrar la estupidez de los y las que hablan sin saber de qué. La palabra "arquitecto" admite el femenino pero "edil" no porque ya hay ejemplos (vil, cerril -no recuerdo otras-)que la misma lengua, el mismo uso, los mismos hablantes han desechado por cacofónicos, por agramaticales o por lo que sea.
Salu2, OLGA.

LILIANA:
Te digo lo mismo que a OLGA, una cosa es la lengua y otra la realidad social. Insisto en que la duplicidad de lenguaje me parece estúpida porque lingüísticamente es una falsedad.
Cariños, LILIANA.

MAILE:
Estoy por pensar que no he sabido expresarme correctamente. En ningún momento he sugerido que una mujer no pueda ser lo que le dé la real gana. Digo que la lengua es una herramienta con sus instrucciones de uso. Si se siguen las instrucciones el aparato funciona y si no, se rompe.
Salu2, MAILE.

JEAN-JACQUES:
"Et tu, Brute?" (Julio César).
Sois heureux!

Olga B. dijo...

Personalmente, me da bastante igual. Poetisa me suena cursi, es verdad, pero no es incorrecta, ya que poeta era la acepción masculina, que ahora el uso ha extendido para ambos géneros, con bastante consenso.
Yo creo que forzar el idioma no lleva a nada bueno, él se defiende dejando en ridículo lo ridículo, pero es cierto también que asume la mentalidad de los hablantes, con sus miserias y sus grandezas. Y el español ha asumido mucho machismo. Pero eso no se cambia con ridiculeces, quizá no se cambie de ninguna manera. No lo sé.
Saludos.

Dyhego dijo...

OLGA:
Varios de mis profesores nos recordaban a cada instante que son los hablantes los que modifican la lengua, que no existe la lengua como tal sino usos de esa lengua, en fin, toda la parafernalia esa del estructuralismo, generativismo y no sé qué. En el siglo XVI "correrse" era "irritarse"; hoy en día es "eyacular". El día en que los hablantes dejen de insultar a una mujer llamándola "zorra", esa palabra perderá esta acepción. Prohibir la palabra no cambiará la situación. Insisto en que la duplicidad del lenguaje no es "científica" y la formación de los femeninos la marca la analogía, no el gusto de una persona, un grupo, una institución o una ley.
Una electa sale por la tele diciendo que es "edila del ayuntamiento tal" y la risa sería digna de ser grabada para ponerla de fondo en las series cómicas.
¡Vivan los poetos y las poetas, las poetisas y los poetisos!

Jesús Cotta Lobato dijo...

Yo, como persono, me he hartado de reír con esas miembras.

Dyhego dijo...

COTTA:
Ya lo decía Molière con sus "Preciosas ridículas" (y hace varios siglos).
Ya es un tópico decir que "nihil novvm svb sole".
1 neutonio.