miércoles, 23 de noviembre de 2016

Velas

Fotografía de Diego Morales

Hay gente que deja velitas encendidas para que otros puedan apañárselas en la oscuridad.
Los hay que no las necesitan, o no las quieren, o las apagan, o nunca las encienden, o se van en dirección contraria.

10 comentarios:

tecla dijo...

Yo las tengo ahí, que adornen. Y cuando se me va la luz no encuentro ninguna.
Esta vida es la leche.
Por eso me gusta tanto comentarte.

Dyhego dijo...

Tecla:
en mi casa casi siempre hay alguna velita encendida. Parece que dan calidez y acompañamiento.
Salu2 veleros.

Jesus Cotta Lobato dijo...

Gracias por estas ventanas que nos abre usted en su blog. Me quedo de día con la playa del verano; y de noche me quedo con esa vela de invierno. 25 neutonios ventaneros

Dyhego dijo...

Jesús:
sabia elección, sin duda.
El mar para disfrutar y la luz para cobijarse.
:)
25 neutonios maritimoluminosos.

Liliana dijo...

Bonita vela, me gustan porque hacen el lugar más íntimo....

Saludos luminosos =)))

Dyhego dijo...

Liliana:
íntimo y acogedor.
Salu2 veleros.

Torcuato dijo...

Todos deberíamos encenderlas.

Dyhego dijo...

Torcuato:
una cada día, por lo menos.
Salu2 encendi2.

LA ZARZAMORA dijo...

Así es.
Y gracias por la tuya, siempre encendida...
;)

Bizz lumière, murcianico.

Dyhego dijo...

Zarzamora:
y si son velitas perfumadas, mejor que mejor.
Salu2.