viernes, 15 de abril de 2016

Cara de tronco

Fotografía de Diego Morales

No me despreciéis porque ya sólo soy un pobre tocón. Podría hablaros del viento que bailaba con mis ramas, del sol que acarició mi cuerpo, de la lluvia que me lavó, me alimentó y me resucitó; de los pájaros que me visitaron, de las estrellas que vi, de las nubes que me dieron sombra, de los niños que jugaron a mi alrededor, de los rayos que me espantaron, de las nieblas que me envolvieron...

10 comentarios:

tecla dijo...

Los troncos tienen vida propia, a pesar de los siglos.
Buenos días, Dyhego.

Dyhego dijo...

Tecla:
¡y que lo digas! Tienen su encanto, como las ruinas de viejos monumentos.

Liliana dijo...

...Y del hombre que me mató!!!

:/

Susy Blog dijo...

Vaya... esa cara la tiene por ser cortado y destruido... me encanta contemplar los árboles
Saludos,

Tracy dijo...

Este tronco tienee mejor cara que algunas personas con cara de tronco.

LA ZARZAMORA dijo...

:))

(...)
Sin palabras.

Bizz, murcianico.

Dyhego dijo...

Liliana:
estuvieron talando árboles, pero no sé si porque estaban enfermos o porque había que dejar sitio a otros. En cualquier caso, cortar un árbol siempre da mucha pena.

Dyhego dijo...

Susy:
supongo que es lo único que le queda ya, su carita sonriente. Para recordarnos que hay que cuidar los árboles.

Dyhego dijo...

Tracy:
sí, hay gente con cara de palo, a los que habría que darle un buen idem, jajaja.

Dyhego dijo...

Zarzamora:
te quedaste muda. Da lástima ver un árbol talado, después de tantos años sobreviviendo a sequías y plagas.
Salu2.