lunes, 4 de enero de 2016

Alambrada

Fotografía de Diego Morales

Alambrada cortada ¿para entrar o salir? ¿Entramos al refugio? ¿Salimos a la intemperie?
Un alambre descolgado con forma de dedo nos chista, nos invita, nos seduce, nos arranca un deseo.
¿Qué dejaremos atrás? ¿Qué ganaremos de ahora en adelante?
Saltar. Saltar al vacío. Saltar sobre un colchón. Saltar con tirantes.


8 comentarios:

Tracy dijo...

Toda una serie de preguntas ante una tremenda realidad.

Dyhego dijo...

Preguntas y preguntas, y a veces sin respuesta, Tracy.

Isabel Barceló Chico dijo...

Las barreras parece que nos atraen de una manera especial: al que esta fuera le entran deseos de entrar; al que está dentro, le urge salir. Quizá unos y otros somos prisioneros aunque nuestros carceleros se llamen de diferente manera: Miseria uno, Consumismo el otro.
Un abrazo, querido amigo.

LA ZARZAMORA dijo...

Pensé en esta vieja canción que no ha envejecido al ver las alambradas...
https://www.youtube.com/watch?v=ppcqWpZUrK4

Bss, sans frontières, murcianico.

Dyhego dijo...

Isabel:
¡el caso es que siempre queremos ver lo que hay al otro lado!
Vale.

Dyhego dijo...

Zarzarmora:
Es cortita pero certera la canción de Víctor Jara.
Yo había pensado en la canción de tu paisano, Nino Bravo.
Salu2 sans barbelès.

karin rosenkranz dijo...

Cuanta imaginación....
feliz año!

Dyhego dijo...

Karin:
muchas gracias. ¡Felicísimo año!