miércoles, 2 de diciembre de 2015

Material de chimenea

Fotografía de Diego Morales

Una escobilla para barrer los sedimentos que el tiempo deposita en nuestros sentimientos.
Unas tenazas con las que rescatar recuerdos enterrados en las cenizas del olvido.
Un recogedor para amontonar la basura y arrojarla al pozo de la nada.
Una rasera para escoger las brasas más encendidas y un fuelle para hacer brotar del viejo tronco pavesas de alegría y fuego de energía.

12 comentarios:

karin rosenkranz dijo...

Necesito esas herramientas tan útiles para mi invierno.
Saludos

Dyhego dijo...

Karin:
pero que no falte la chimenea o la estufa de leña, jajajajaja.

Amapola Azzul dijo...

Me ha encantado esta entrada. Besos.

Naranjito dijo...

Eres un genio, solo falta la buena chimenea para quemar lo que queremos olvidar. Y espero que no sea un ave Fénix.
Saludos cordiales.

Dyhego dijo...

Gracias, Azzul.
Siempre tan amable.

Dyhego dijo...

Naranjito:
sí, un genio... sin lámpara, jajaja.
Se agradece.
Tengo una chimenea, de esas de ventana, pero sólo la podemos disfrutar los fines de semana. Esta misma tarde he encargado un envío de leña y estoy "desriñonao" después de haberla amontonado yo solo. ¿Los hijos? Sí, podía estar yo esperando ayuda.

amoristad dijo...

Dicen,que los que tenemos chimenea nos calentamos dos veces...Cuando cortamos la leña y cuando la encendemos.Tiene trabajo pero,es tan gratificador verla encendida y tan acogedor que se hace con gusto.Que usted la disfrute con salud.
Un abrazo fuelle!!

Dyhego dijo...

Gracias, Amoristad.
¿Me llama usted de usted?
Ohhhhhhhh.
El otro día encargué leña y me di un tute a ordenarla, que sí, sí, me calenté más que si hubiese estado al lado de los troncos encendidos.

tecla dijo...

Cómo me gustaba a mi meterle caña al fuelle,Dyego.
Ahora somos más modernos; el otro día vi como uno le atizaba el fuego a las castañas con un secador de pelo.
Ni había que soplar ni nada.

Dyhego dijo...

Tecla:
pero los resultados son muy distintos, con el fuelle el aire va directo a un punto de la leña, mientras que con el secador, esparces el humo y la ceniza por doquier, jajaja.
No hay color.

LA ZARZAMORA dijo...

Oh, pero qué bonitoooooooo!!!
Cuando te sale la vena poética, te sales.
Y sí que lleguen la alegría y ese fuego!!

Bizz chaudes et tendres pour adoucir l´hiver, murcianico.

Dyhego dijo...

Zarzamora:
viniendo de tí, es un doble halago. ¡Tú sí que eres capaz de crear una imágenes impactantes!
Salu2 cheminés.