viernes, 18 de septiembre de 2015

Trabajo de abejas

Fotografía de Diego Morales

Me gusta cómo trabajan las abejas: no molestan a los demás, van a lo suyo, son constantes, no hacen aspavientos, no se hacen notar y el trabajo realizado es satisfactorio, muy satisfactorio.

8 comentarios:

tecla dijo...

No te hacen nada si no las molestas.
Cuatro veces se me han plantado con su enjambre en el pretil de una ventana, entre la puerta que da a la habitación y la contraventana que da a la calle. De tal forma, que se las podía ver trabajar desde dentro.
Aguantábamos un tiempo, pero al final, siempre acabamos echándolas. Daban mucha pena. Pero a ver quien era el guapo que se atrevía a abrir la ventana.
Nos quedamos el regalo de su miel, y la exquisitez de sus panales.

karin rosenkranz dijo...

Es un buen ejemplo a seguir.
Saludos

L. N.J. dijo...

Preciosa fotografía Diego,

gracias.

Dyhego dijo...

Tecla:
que yo recuerde, nunca me ha picado una abeja, y eso que he estado muy cerca de ellas en el campo. Comprendo que un balcón no es el mejor sitio para que se establezcan.

Dyhego dijo...

Karin:
pero ninguno lo seguimos, jajaja.

Dyhego dijo...

Gracias, Lourdes.

LA ZARZAMORA dijo...

Y cuando pienso que están en peligro, se me arruga el corazón.

Bizz mieleuses, murcianico.

Dyhego dijo...

Zarzamora:
¡en cambio no hay manera de acabar con las moscas!