lunes, 29 de diciembre de 2014

Comida reposada

Fotografía de Diego Morales

Después de comer como un hipopótamo y beber como un elefante, nada mejor que echarse una siestecita, al solecico, tranquilico, a pata suelta... para reponerse y volver a las andadas...

10 comentarios:

LA ZARZAMORA dijo...

Tú lo del refrán comida reposada y cena paseada al pie de la letra, eh?
Anda hazme un huequecito que yo soy muy de siestas...
Y a ver si nos aguanta el tenderete que te has montao.
Jajajajajajaj

Bizz, matelas qui nous tiens, murcianico

Tracy dijo...

Todos necesitamos descanso

amparo puig dijo...

Yo creo que ese tendedero no puede aguantar mucho. Me voy al sofá.

Dyhego dijo...

Zarzamora:
Creo que el tenderete no aguantaría ni el peso de un gato.
¡Vivan las siestas, las comidas y las cenas, jajajaja!
Salu2 colchoneros.

Dyhego dijo...

Tracy:
Descanso... y buenos alimentos, jajaja.
Salu2 descansa2.

Dyhego dijo...

Amparo:
Sabia decisión. Donde esté un sofá, que se quiten todas las colchonetas, futones y demás rompedores de espaldas, jajajaja.
Salu2 soferos.

Carlos de la Parra dijo...

Contemplo desde la mirada de los que llegamos al extremo del gourmetismo,y que hemos quedado condenados a la dieta y ejercicio para evitar cardiacas amenazas de muerte y seguir en la película con salud y felicidad.
LES DESO UN GRAN 2015.
Y mis respetos a quienes con valor se banquetean hasta la muerte.

Dyhego dijo...

Carlos:
Son días de excesos, la verdad...
Pero hay que cuidarse, tienes razón.
Salu2 sanos.

amoristad dijo...

29 de diciembre y siesta al Sol ,eso si es calidad de vida Dyhego.zzzzz
Un abrazo envidiosillo...!!

Dyhego dijo...

El sábado hizo un día muy bueno, el domingo refrescó un poquito y el lunes lució el sol pero el aire que nos mandáis desde el norte viene fresquito.
Este otoño ha sido muy suave y el invierno no parece que sea duro. Pero hace falta que llueva más.
Salu2 otoñales, Amoristad.