martes, 16 de septiembre de 2014

Productos reciclados

Fotografía de Diego Morales

El verano ya casi se ha acabado y de aquí a nada ya estamos en Navidad, así que, lo mejor es ir preparándose y apañándose con lo que haya al alcance, que los tiempos están muy achuchados, para ir preparando el portal de Belén.
Una piedra tipo galleta gigante que me traje de Mojácar es fetén para el suelo. Los tapones de las botellas de vino son perfectos para construir tabiques aislantes. Las ramas secas de vid son excelentes colañas.
Como me faltan seis o siete tapones para terminar de ajustar el techo, ya tengo excusa para descorchar unas cuantas botellas de vino...
Para edificar el castillo de Herodes me haría falta abrir demasiadas botellas...



8 comentarios:

Tracy dijo...

¿Qué también eres artista?

LA ZARZAMORA dijo...

De aquí a Navidad te da tiempo a montarte el Belén...
Acabarás beodo perdido e igual el castillo de Herodes acaba como la Torre de Pisa, pero y lo que vas a disfrutar!!

Bizz, murcianico.

L. N.J. dijo...

Pues sinceramente a mi me entran ganas de jugar con ellos...

Carlos de la Parra dijo...

SALUD,por ésta construcción mágica sostenida por los espíritus del vino.

Dyhego dijo...

Tracy:
Tengo muchas aficiones pero todo lo hago mal tirando a mal, jajaja.
Salu2 corcheros.

Dyhego dijo...

Zarzamora:
Si hay que beber vino para poder hacer una maqueta, pues se sacrifica uno...
Salu2 vitivinícolas.

Dyhego dijo...

Lourdes:
Como las escopetas de tapones de la feria... Pero para estos tapones se necesitarían trabucos, jajaja.
Salu2 sin córcholis.

Dyhego dijo...

Carlos:
El espíritu del vino es muy poderoso...
Salu2 espirituosos.