domingo, 29 de junio de 2014

Defensa de la enseñanza pública

Fotografía de Diego Morales
Aula de Antonio Machado en Baeza - Jaén - España 

Ahora que empiezan las vacaciones escolares, la sociedad en general y los padres en particular empiezan a criticar a los profesores y al sistema educativo.
No voy a entrar en estos temas porque ni es el momento ni tengo ganas, la verdad.
Dedico la entrada a un aspecto concreto que se suele oír en boca de gente "progre" y "avanzada": "la escuela es un sistema castrador de inteligencias y asesino de la creatividad" entre otras proclamas así de contundentes y avanzadas.
En la escuela, la maestra nos enseña a leer. ¿Qué tiene esto de malo? ¿Es degradante, ofensivo, injurioso, acaso un maltrato?
Y una vez que el niño sabe leer ¿quién le ha de impedir que lea lo que le dé la real gana? Si se lee, se piensa; si se piensa, se es más razonable; si se es más razonable, se es más libre.
¿Han visto ustedes a algún profesor que le impida a un alumno aprender a leer o a aprender, en general?


Por cierto, felicidades a Paulas, Petras, Pedros y Pablos.




18 comentarios:

Tracy dijo...

Cuando visité el aula de Machado, me entró una cosilla por el cuerpo... aun sabiendo que todo está reconstruido.
Si no fuera tan importante la enseñanza y las escuelas, como se iban a tomar tanto interés en disminuirlas??????

amparo puig dijo...

En la escuela no sólo se aprenden cosas, se aprende a convivir, a tolerar, a compartir, a ceder, a aceptar. No seré yo quien critique la escuela pública.

Menalcas dijo...

Me gustaría volver a la escuela y tener aquellos maestros, porque aparte del Cara al Sol, consiguieron hacerme leer y saber que existe la forma de entendernos.
saludos

Dyhego dijo...

Tracy:
¡Por algo será!
Salu2 escolares.

Dyhego dijo...

Amparo:
¡La escuela es muy importante! Los políticos deberían ponerse de acuerdo de una vez por todas.
Salu2 colegiales.

Dyhego dijo...

Menalcas:
Recuperar lo bueno del pasado y adaptarnos a los nuevos tiempos.
Salu2 de banquillo.

Marinela dijo...

Quien pueda decir eso ha tenido malos profesores que no le han hecho pensar....acceder a la educación y "enseñar y educar" es la tarea más difícil mas gratificante y más ingrata también.

Saludos

Marinela

Dyhego dijo...

Marinela:
"Ingrata", sí lo es a veces, vaya que sí.
También hay compensaciones, claro.

Salu2 escolares.

PMPilar dijo...

los las maestros del plantel (¡)
estamos curtidos para sobrellevar estas y mayores 'proclamas' injuriosas.

Cabe hacerse tan solo una pregunta retórica. Una nada más:
¿existe modo de hacerse TODOS maestros? pues eso.
ni caso, Dyego.

todo el que sabe leer es susceptible de aprender.
no todo el que lee será capaz de aprender.
y añado: pues eso, ná más.
y viva la enseñanza pública
abrazos óptimos

PMPilar dijo...

y en esta aula, de escalofrío, tuvimos la oportunidad de leer, por si no estaba claro, que 'se hace camino al andar'

eso fue hace un año.

Dyhego dijo...

Pilar:
Eso creo, que la herramienta principal que ofrece la escuela es aprender a leer. A continuación, cada uno es responsable de utilizar ese aprendizaje o no.
En fin, el debate es largo.

Salu2 escolares.

Dyhego dijo...

Pilar:
Caminemos, caminemos, sin desfallecer.
Salu2 caminantes.

Juan Carlos Téllez Gracia dijo...

La actualidad está plagada de discusiones bizantinas de ese tipo, y es una pena, y un aburrimiento tener que escuchar frecuentemente tonterías similares; porque parece como que todos queremos sacarle punta al lápiz de nuestro protagonismo dialéctico, eso sí, y nunca mejor dicho, sin haber leído un libro, con una serie de incongruentes insensateces que claman el cielo.

Ánimo, Profesor Dyhego.

SALUD

Dyhego dijo...

Clochard:
Quería centrarme en un único punto, el de la escuela como cercenadora de creatividad, idea muy progre (como todas las medias verdades), frente a lo cual afirmo que aprender a leer es el trabajo más importante del maestro. ¡Y el alumno se queja! cuando se ha puesto en sus manos la mejor herramienta que se le puede dar. A partir de ahí, si un alumno no quiere leer y aprender, allá él. Es cierto que hay profesores que nos han dejado mala huella pero ¿cuántos? ¿dos, tres, cuatro, cinco...? ¿Y todos los demás? Queremos echarles la culpa siempre a los demás y a las circusntancias. En fin, que me enrollo.

Gracias por tus comentarios y más sabiendo que andas muy ocupado.

Salu2, Clochard.

amoristad dijo...

La motivación es como una vitamina fundamental que es vital para crecer pero,que nuestro cuerpo no se sabe por que motivo no almacena y necesitamos siempre de un refuerzo externo para mantener los límites deseados.Gracias a personas con vocación hay muchos chavales y digo muchos con ganas de aprender.Y más hubiera si en su casa les alentaran un poco más.Malos momentos para la enseñanza.Demasiados estímulos externos vacíos de valores.
Un abrazo y ánimo!!Que no decaiga!!

Dyhego dijo...

Amoristad:
La motivación es importante, por supuesto, pero depende de las ganas que tenga uno de dejarse motivar.
Y la adolescencia, madre mía, la adolescencia...
Salu2 "viejunos" jajajaja.

LA ZARZAMORA dijo...

A ver...
Desde que empecé a enseñar tuve una cosa clarísima y luego la corroboré tanto como madre como docente.
A mi hijo, si se me torcía, lo educaba yo. Los profes poco a nada tenían que ver...
Y a la enseñanza le tocaba sólo darle instrucción, y prepararlo para que el día de mañana, tuviese un arsenal de saber a su espalda.

Lo malo es la gente que confunde educar y enseñar...

Bizz, murcianico.

Dyhego dijo...

Zar4zamora.
¡Cuánta razón tienes!
Salu2 Escolares.