lunes, 16 de septiembre de 2013

Vuelta al cole

Escaneo del dominical  "Semanal XL"

Sí, si ya lo sé. Que los desfiles de moda sugieren tendencias. Que es un negocio como cualquier otro. Que esas lindas criaturas trabajan cobrando un sueldo. Que el sueldo de estas criaturas difiere en muchos ceros de la paga que reciben las otras criaturas de Bangladés que confeccionan los trajes que lucen estas precoces estrellas de la pasarela.
Que estos niños van a ir realmente motivados a la escuela y van a estudiar mucho más puesto que la ropa es la adecuada. Que sus "trendis" mamás y sus "culs" papás son un ejemplo de dedicación, abnegación y sacrificio para conducir a sus vástagos al éxito. Que esas prendas, de calidad, son las idóneas para jugar, rebozarse, arrastrarse y embarrarse en el patio del cole...
Pero lo que más me gusta es el rabo de zorro que lleva la niña. Lo monísima que estará cuando salga a la pizarra a escribir y la miren con envidia todas sus compañeras.
Y, desde luego, la corbata del infante es la más adecuada para sentarse a escribir en el pupitre o echarse un partido de fútbol.
¿Y qué me dicen ustedes de los pompones de los calcetines que lleva el niño?
¿¡No es un primor la vuelta al cole?!

12 comentarios:

Hostal mi loli dijo...

Yo como soy vieja, en mi infancia las madres de la posguerra nos vestían limpias y humildes, con 40 refajos y bragas limpias todos los dias, y la ropa heredada de hermanos y primos al igual que los zapatos, y luego llevábamos un babero en la pública y nos daban leche en polvo de los americanos, es que éramos muy pobres y habíamos perdido la libertad en una guerra cívil.....me parece que me he ido por los cerros de Úbeda jajajj. Salud2.

Dyhego dijo...

Loli:
Muchas de las cosas que cuentas me suenan, ya lo creo.
Es normal que uno quiere vestirse coqueto para ir al trabajo (alumnos incluídos) pero me resultan particularmente vomitivas esas colecciones de ropa para niños superbien...
Me tomaré un relaxing café para no enfadarme tan pronto, jajajaja.
Salu2 sin enfa2.

tecla dijo...

Solo es publicidad, Diego. No van los niños tan repipis al cole, entre otras cosas porque ni ellos mismos se lo consienten a sus papás.
Mejor alegrarnos, no vaya a ser que al paso que nos están marcando nuestros niños acaben también como los de Bangladés.
Las cosas pintan cada vez peor.


Dyhego dijo...

Tecla:
Es normal que chicas y chicos quieres ir elegantes al insti o al cole, pero es que resulta vomitivo esos desfiles de niños "paquirrines".
Salu2 sin uniforme.

Isabel Barceló Chico dijo...

Sería para reir si no resultara tan penoso. Unos niños, como siempre, rezumando dinerito y otros sin ni siquiera una beca de comedor. ¿No vivirmos un mundo miserable?

Dyhego dijo...

Isabel:
Los padres de los primeros se quejarán de los caros que resultan... los libros.
Los padres de los segundos se indignarán pensando que uno de esos calcetines valen igual que un libro...
Vale.

stella dijo...

Una buena reflexión sobre el ayer y el hoy,aunque ellos tienen su propio criterio y no dejan se les vista como algunos mayores desean,,pero no cabe duda que es un buen escrito y una buena reflexión
Un abrazo Dhiego, gracias por tu visita
Stella

Dyhego dijo...

Stella:
Me resulta ridículo que unos niños vayan vestidos así, la verdad, pero en fin, cada cual es muy libre, por supuesto, jajaja.
Salu2.

amoristad dijo...

Cuanto daño hace la publicidad y las modas.El uniforme es lo mejor por que así todos son iguales...Un abrazo de igualdad!!

Dyhego dijo...

Amoristad:
No estoy a favor del uniforme.
Soy de la opinión de que hay que vestirse adecuadamente para el trabajo o la situación.
Salu2 vesti2.

LA ZARZAMORA dijo...

Pfffff!!!!!
No te puedes imaginar lo gordos que me caen los pijos.
Toda la vida, pese a estar condenada a tener que codearme con ellos, he huído de su esquema como de la peste.
Pobres criaturas...
Aún recuerdo esos calcetincitos con las borlitas, y lo que los odiaba.
Lo peor de todo, es que lo llaman elegancia.
Mi madre, pobre, no pudo conmigo.

Bizz, murcianico.

Dyhego dijo...

Madreselva:
Soy de los que creen que hay que vestirse para cada ocasión.
De ahí al pijerío...
Salu2.