lunes, 10 de enero de 2011

¡Vaya papelón!

Fotografía de Diego Morales


¿Habrá algo más inútil que el papel de regalo? ¡Y sin embargo es imprescindible!

Es impensable ofrecer un regalo sin envolver. Su misión es crear expectación y acabar inmediatamente en la basura. Con un poco de suerte acaba en el contendor de reciclado de papel. Y si se es mañoso, se quita bien el fixo y se dobla con cuidado, puede servir para otro regalo...

8 comentarios:

Bicefalepena dijo...

Se puede reciclar, siempre y cuando, no se reutilice también el contenido, entonces es mejor poner papel nuevo.

Un abrazo práctico y sostenible.

Torcuato dijo...

Yo una vez quité con maña, como tú dices, el papel del regalo y lo guardé tan bien guardaico que cuando lo necesité, no sabía donde estaba.
Un abrazo, Dyhego.

Dyhego dijo...

BICEFA:
¡A este paso hasta los regalos van a ser alquila2! ¿Te imaginas?
Salu2 envueltos en papel de regalo.

Dyhego dijo...

TORCUATO:
Pues cuando iba a envolver los regalos a mi amiga invisible... no me quedaba papel y tuve que liarlos en un papel cutresalchichero... ¡Que pensambre! Le pedí perdón y todo. Así que compré varios pliegos a ver si no me vuelve a pasar, jajaja.
Salu2.

Liliana G. dijo...

¡Es cierto! Pero son tan bonitos que es una pena tirarlos. Si no están rotos ni demasiados arrugados, yo los guardo, muy rara vez los vuelvo a usar, pero lo dicho, son tan bonitos...

Mi amigo invisible de este año, se esmeró con un envoltorio dorado que era para llevárselo puesto, pero allí sí que de la ansiedad lo dejé hecho trizas :)

Besazos Dyhego.

Liliana G. dijo...

Ah, ayer me enteré quién era mi amigo invisible y quedé más contenta que antes :))

Dyhego dijo...

LILIANA:
¡Sería terrible que el envoltorio fuese más bonito que el propio regalo...!
Me alegra saber que tu amigo invisible acertó en ambos.
Salu2 y cariños.

Dyhego dijo...

LILIANA:
Hay amigos invisibles que merecerían ser siempre visibles.
Salu2 y cariños.