martes, 25 de enero de 2011

Censuras

Fotografía encontrada en la Red.
(Si su señoría se siente ofendido, que me lo diga y la quito)

El señor presidente Ramón Luis Valcárcel Siso ha pretendido desviar la manifestación de esta tarde para que no pase ante el edificio donde vive (en la Gran Vía de Murcia). Por ahí pasan procesiones, el Bando de la Huerta, el Entierro de la Sardina y todas las manifestaciones. Pero miren ustedes por donde, que le molesta que pase concretamente la de los funcionarios.
También anda un poco enfadado porque la gente, tan vulgar, soez y chabacana, les pone apodos a los sacrosantos políticos. Le molesta mucho que a su sobrino, el señor Pedro Alberto Cruz Sánchez, consejero de Cultura y Turismo, le digan "Sobrino".
A él, al señor Valcárcel, lo han caricaturizado de Eduardo Manostijeras, y parece ser que también le da mucha pesambre...
¡Ay, Señor, Señor! Compárense estos juegos de niños con las burlas que se le hacían a la Señora Reina Isabel II.

8 comentarios:

Bicefalepena dijo...

El humor suele estar reñido con la política, quizás porque se acerca más a la realidad...

Un abrazo

Torcuato dijo...

No lo entiendes, Dyhego, él se preocupa por sus vecinos. Es sorna, ¿eh?
Abrazos

maite mangas dijo...

Ay, el poder!!!como corrompe al que no está preparado, al ignorante!!...De todos modos, alguien los ha puesto ahí ¿no?, pues a ver si aprendemos.
Hoy me pillas contra el mundo, si quieres montamos un comando revolucionario.
Un beso !

Dyhego dijo...

BICEFA:
Los políticos rehuyen el humor porque se les revuelve como las culebras. El humor los desnuda.
Salu2.

Dyhego dijo...

TORCUATO:
¡Y eso que vive en el ático!
Salu2.

Dyhego dijo...

MAITE:
¡Yo no le he dado mi voto!
Me parece bien el comando revolucionario: un comando que destape sus tropelías.
Salu2.

almalaire dijo...

Ay, mira el señor presidente ,que sentido nos salió... y que preocupado porque no quiere ver a los funcionarios...los funcionarios tampoco quieren seguirl viéndolo a él y no tienen más remedio

Besicos

Dyhego dijo...

ALMALAIRE:
¡Hace unos meses se gastó una pasta en una campaña publicitaria para "dignificar la figura del profesor"!
Y el mismo Valcárcel es o era profesor de no sé qué.
Salu2.