miércoles, 30 de junio de 2010

Oferta: 5 x ... ¡5!

Fotografía de Diego Morales

Estábamos los menos mil personas dándonos codazos y puntapiés para entrar los primeros a la librería. Unos se querían colar andando a cuatro patas, otros hacían el paripé fingiendo ser cojos, mancos, asmáticos o agorafobos, algunas chicas te clavaban con saña en el dedo meñique del pie los tacones de aguja mientras te sonreían picaronas, algunos cerdos levantaban los brazos para aturdirnos con sus pestucias axilares,... ¡Una poca vergüenza que pa qué!
Por fin abrieron las puertas y entramos todos como mihuras para que nadie nos quitara los libros a los que les habíamos echado el ojo. ¡Uff! A una chica guapísima le tuve que tirar de los pelos y a un mozo más fuerte que yo le tuve que dar un rodillazo en los cataplines, pero mis libros no me los quita nadie. ¡Y me vine con estos cinco ejemplares! ¡Faltaría más! ¡Conmigo no pueden los cazadores de rebajas! ¡Ni ellas ni ellos! ¡Pos sólo faltaba eso!
Dos libros son pa mí y tres pa regalo. ¡No digo más!

25 comentarios:

Jesús Cotta Lobato dijo...

Don Dyhego, es que la gente ama tanto la cultura, que me creo todo lo que dices. La gente ya no se pelea por las rebajas de la ropa, sino por la de los libros. Un neutonio y un erotón.

maite mangas dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
maite mangas dijo...

Lo siento, lo siento, yo soy la que ha eliminado el comentario, que me he liado.
Decía que esas rebajas si que merecen la pena, y merecen la pena los empujones, achuchones y demás sufrimientos...¡vaya chollo!
Besos envidiosos.

maile dijo...

¿El personal dandose de tortas por entrar en una libreria y comprar un libro? Me hubiera gustado estar alli para verlo. Yo creia que eso solamente ocurria en la puerta de unos grandes almacenes. Claro que en algunos tambien venden libros, no?
Y por lo que veo lo del Ulises va en serio...
Suerte y a ello, mi señor Diego.

Dyhego dijo...

Don EPIFANIO:
¡Tenía usted que haber estado allí, en el fragor de la batalla libreril! Si hubiese estado por allí su libro al alimón "Eroticón sevillano", vamos, habría habido manoseos libriles y personales, jejeje.
Me gusta la nueva unidad de medida que ha establecido usted. Un EROTÓN. (¡Rabia me da no haberlo inventado yo, jejeje! Apúntese usted un 10 y con esto, ya tiene usted ganada una MENCIÓN HONORÍFICA. Por cierto, ¿puedo utilizar esa unidad del sistema cegésimo mundoerótito?
Jajajajaja. Jejejejeje.
1 neutonio y 1 erotón (pero éste último, para compartirlo usted con su media naranja).

Dyhego dijo...

MAITE:
¡No te disculpes, mocica! Da rabia que te supriman un comentario (no por otra cosa sino por la curiosidad malsana de saber qué había escrito, jejeje), pero, vamos, que respeto la decisión. (Yo lo hago a menudo, cuando no me gusta lo que he comentado).
Todavía tengo que bajar a comprar unos cuantos libros más, pero es que están algo carillos, y eso que si pagas en metálico, te hacen un 5% de descuento (4 € y un pico me ahorré). Dinos los libros que te llevarás a tus queridas playas del País Vasco.
Salu2.

Dyhego dijo...

MAILE:
¡Había un gentío que se parecía a su querida Romería del Rocío...! Y encima, los más sinvergüenzas tocaban las vuvuzelas para espantarnos y coger ellos los mejores libros...! Jajaja.
Bueno, Maile, como me guste el Ulises, te lo mando para que lo leas. Eso sí, no he contado, pero hay por lo menos 600 páginas con letra pequeña...
Salu2

Ramón Simón dijo...

Me gusta tu estilo de compra.

Lo voy a imitar, a llevar a cabo en los próximos días.

Un abrazo.

Dyhego dijo...

RAMÓN:
¡Llévate equipamiento militar y la cámara de "afotos" pa inmortalizar el evento, jejeje!
Salu2

Liliana G. dijo...

Deberías venirte por Buenos Aires, Dyhego, la famosa calle Corrientes, es un derroche de librerías. Las más estupendas son las viejas, las que tienen olor a libro nuevo o usado, las que te dejan entrar en un mundo de letras y renglones, así sin más. Ah, y sin batallas campales, pues hay tantas librerías como ofertas, y por unas pocas monedas de oro te podés llevar una pila de libros :)

Me encantaron tus peripecias librescas, de haber estado yo, nos hubiéramos disputado el lugar a punta de cuchillo, jajajajja

Besazos, Dyhego.

Torcuato dijo...

Ja, ja, ja. ¡Qué ironía! Matándose en una librería.
Lo nunca visto.
Me he tenido que tapar la boca para que no me vieran reírme y aún así se me ha escapado un resoplido de carcajada.
Esto para El Microrrelatista.
Un abrazo.

Dyhego dijo...

LILIANA:
Tiene que ser una maravilla la calle Corrientes, con tantas librerías; mirar y mirar libros sin fin, como en los mercadillos. MMMMMM.
No creo que nos hubiésemos peleados porque te habría dejado el paso y te habría dejado elegir la primera.
Cariños.

Dyhego dijo...

TORCUATO:
¡Como dice don EPIFANIO, ojalá ocurra (sin derramamiento de sangre)!
Salu2 veraniegos.

Merce dijo...

Y dónde eran esas súper rebajas que yo no me he enterado?

Dyhego dijo...

MERCE:
¡Es que esas cosas se llevan en secreto!
La LIBRERÍA por antonomasia, ya que en la ciudad pocas quedan... (por desgracia)
Salu2.

Liliana G. dijo...

Jajajaja Sí Dyhego, es más o menos así, hay una zona de Corrientes, en que hay una librería al lado de la otra. Las mesas de ofertas están a rebozar, hay libros buenísimos por muy poca plata, algunos nuevos, otros usados (en excelentes condiciones, claro) y hay un día al año, que se declara "La noche de las librerías" y se mantienen abiertas hasta la madrugada. Yo nunca fui a la noche, pero debe ser genial...

Ah, ¡Gracias por tu caballerosidad! :)

Besotes.

(El otro día, pasé por una librería de esas y me compré "Historias fantásticas", de Bioy Casares, y "El escritor y sus fantasmas", de Sábato. Estoy esperando la oportunidad para leerlos. A unos 2 euros por cada libro)

prometeo dijo...

Pues yo, como hago últimamente con todo, me habría dejado llevar por el azar, habría esperado que desaparecieran tod@s y me habría llevado a casa ese libro que nadie quiso y se quedo tirado en el suelo

almalaire dijo...

Jajajaja...A mi una viejita de aspecto inofensivo me quitó una vez los últimos cuatro yogures de toffe de la lechera que quedaban pero libros nunca me han quitado de las manos...y eso que fui bibliotecaria y todo...algo estoy haciendo mal ;)

Que los disfrutes mucho Dyhego

El Naranjito dijo...

A ver D. Dyhego: tengo las pinturas de guerra, las plumas preparadas (ojito con los comentarios), la Tizona en la diestra y las riendas de Babieca en la siniestra. Como encuentre esa isla del tesoro y la parienta, perdón, mi querida esposa, me dé permiso, me escapo y conquisto algún tesoro que tengan escondido. Gracias y segiré indagando donde puñetas está.

tecla dijo...

Con tal de comprar rebajado....lo que sea.

Dyhego dijo...

LILIANA:
La oferta librera de Murcia es bastante completa y, si no tienen lo que buscan, te lo traen en una semana o menos. Como hay poco espacio, los mejores sitios son para las novedades y si quieres buscar cosas más variadas o le preguntas algo en concreto al librero o te deslomas agachado intentdo ver en los anaqueles pegados al suelo lo más antiguo...
En fin, que prefiero pasar una hora mirando libros que mirando camisas.
Salu2 librescos.

Dyhego dijo...

PROMETEO:
Una buena táctica de pesca. Y a veces los resultados son gratamente inesperados.
Salu2 prometeicos.

Dyhego dijo...

ALMALAIRE:
¡Si nunca te han quitado un libro es que eres una bibliotecaria excepcional! Recuerda que a Rosa Regás, creo, le quitaron los mapas de Ptolomeo de la Biblioteca Nacional...
Salu2 bibliotecarios (yo también soy encargado de biblioteca y todavía me deben los alumnos varios libros...)

Dyhego dijo...

NARANJITO:
Veo que vas bien pertrechado. En cuanto tu chica te dé un beso, encuentras la isla del tesoro en un pis pas.
Salu2 de color naranja (pero no los del banco, ajjjjj)

Dyhego dijo...

TECLA:
¡Y si te regalan el libro... mejor!
Salu2 gratis.