miércoles, 14 de abril de 2010

Shimamoto, Izumi,Yukiko y Hajime

Fotografía de Diego Morales
Ésta es la tercera novela que me he leído de Haruki MURAKAMI.
En cuanto pueda bajar a Murcia me compro todas las que encuentre.
¡Es fascinante!
Me gusta su lenguaje sencillo y limpio. Sus descripciones son las justas y necesarias. Los diálogos son escasos, completos, cotidianos sin ser vulgares, elegantes sin ser cursis, cultos sin llegar al amaneramiento. Tiene las mejores descripciones de sexo que haya leído yo en mucho tiempo: son normales. Ni son vulgares, ni pornográficas, ni metafóricas, ni ñoñas ni científicas. Son delicadas y excitantes.
¿Y qué decir de sus personajes? Son verosímiles. Es lo que más me fascina. No es que se trate de personajes reales, ni que parezcan reales, ni que estén bien conseguidos. No. Son verosímiles. No son personajes, diría yo, son personas complejas, adolescentes, en muchos casos, con una personalidad marcada, con ideas claras, que saben lo que quieren pero no saben conseguirlo, o no pueden, o piden más de lo que son capaces de asumir. No sé. Muy complejos pero subyugantes.

16 comentarios:

madison dijo...

Ahh yo leí el libro hace un tiempo.
Como siempre ganó la cabeza al corazón.

Dyhego dijo...

MADISON:
¡No hay quien te pille!
La verdad es que en los libros de este señor, hay más suicidios que supervivientes...
Salu2

madison dijo...

jejeje tampoco faltan los gatos.
y la música

Dyhego dijo...

MADISON:
¡Y la lectura! Todos los pesonajes leen siempre.
Salu2.

Merce dijo...

Hola, llego aquí desde el blog de "Más claro, agua" tras leer tu interesante comentario en su artículo de hoy.

Respecto a Murakami: está el primero en mi lista de espera en cuanto termine con el que tengo entre manos. "Sputnik, mi amor", me han hablado maravillas de él.

Saludos.

maite mangas dijo...

Dhyego, pues con lo bien que lo pones, el siguiente que me compre uno suyo, y ya te contaré.
Gracias y un saludo.

maite mangas dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Torcuato dijo...

Hombre Dyhego, me has recordado que tengo un libro de este "señol" sin leer en casa de mi maere. Lo tendré que recuperar. Me lo regaló una amiga e incidió también en la sencillez con que escribe.

Un abrazo.

Dyhego dijo...

MERCE:
Gracias por su visita. Tomo nota del Sputnik.
Salu2.

Dyhego dijo...

MAITE:
No creo que te arrepientas de leerlo. De todos modos a veces ocurre que te hablan tan bien de una peli o una nove que después te resulta floflofloflo...
En fin.
Salu2 nipones

Dyhego dijo...

SUPRIMIDO:
Me ha dejado usted intrigado. Seguro que su aportación era interesante...
Salu2.

Dyhego dijo...

TORCUATO:
Creo que no te defraudará el libro. Tu amiga tuvo buen ojo.
Por cierto, compartimos "amistades". Ya te explicaré si no lo han hecho ya...
Salu2.

Torcuato dijo...

Pues nadie me ha dicho nada, pero veo comentarios en la página de Antoñico Aguilar. ¿Va por ahí la cosa?

Un abrazo.

Dyhego dijo...

TORCUATO:
No, no me refería al Aguilar, pero si lo conoces, también sería otro punto en común. Es muy majo el Aguilar, y eso que soy un perro con él, que ni lo llamo ni lo veo...
¡Siga usted investigando, jejeje!
Salu2.

Torcuato dijo...

Permitame decirle que es usted muy malvado, don Dyhego. Me tiene en ascuas.
Pista por favor.

Dyhego dijo...

Efectivamente, TORCUATO: soy malvadísimo, pero muy poquito malvadísimo...
¿Una pista?
Alguien relacionado con tu familia.
Salu2