sábado, 16 de enero de 2010

X = 12 vs Y = 0

Fotografía de Diego Morales

El benjamín de mi casa me ha salido futbolero. Al "paere" (o séase, "moi"), que no termina de entender eso de darle patadas a un esférico, le toca tragarse todos los sábados un partido (ida, vuelta, fotos, animar al chico, fingir que disfrutas con el juego, firmar autógrafos, negociar contratos, espantar a los periodistas, etcétera).
El sábado 9 del corriente pasamos un frío "pa" morirnos, el equipo contra el que jugaba mi hijo llegó tarde (se le perdonó el retraso y procedían de una escuela privada o concertada, que todo hay que "noticiarlo"). Encima, a uno de los padres se le ocurrió llevarse al perro, el chucho se escapó y empezó a correr como un energúmeno ("energúmeno" significa "poseído por los demonios") por la pista. Todos los críos detrás del bicho y el chicho más poseso se ponía... Total, de perdidos al río, cinco minutos de tiempo muerto.
Mi zagalico juega de portero y al final del partido le dejan jugar de delantero. Hizo dos paradas impresionantes, pese al frío y a que le habían prestado los guantes, porque los suele perder y ya llevamos dos pares esta temporada...
El caso es que le metieron al equipo contrario 12 goles.
¿Se acuerdan ustedes del España contra Malta? Pues, igualico, igualico.
De todos modos, el entranador del equipo de mi retoño es muy majo: hace que se den la mano al final del partido y nunca, nunca les hace burlarse de los contrincantes.
Van los terceros (creo) en la clasificación de benjamines.
Cuando negocie el contrato gigamillonario de mi churumbel no sé qué equipo elegir, porque ni me gusta el Barça ni me gusta el Madrid...

11 comentarios:

maile dijo...

Pues si es tan bueno nos lo manda usted al Málaga que, seguro para esas fechas y por el camino que va, cuando menos un buen portero nos hará falta. Y es que no levantamos cabeza.
Pero olvídese de lo de "gigamillonario", que tenemos la economía muy chunga, que el Málaga no sale de la crisis ni en sueños.
Es que soy malaguista, se nota?

Anónimo dijo...

El deporte y la música son las dos cosas que más unen al mundo, más, a mi pesar, que la literatura, porque no hacen falta idiomas.
Pero yo elijo la música...

=)
El Lunes los duendes volverán.

Liliana G. dijo...

Tu encantadora historia me recuerda a la que pasábamos nosotros con el segundo de nuestros hijos, porque yo también acudía a los partidos. ¿Si me gustaba? Nooooooo. Pero al igual que vos, disfrutaba de ver el entusiasmo del niño por el juego y porque los padres (nous) estaban mirándolo.
A propósito, padres como el del chucho, hay en todos lados y para colmo, hay que aguantarlos :)

Besotes

Dromo dijo...

jejej interesante anecdota
algo de tiempo
muerto, pero que cosa no hace uno por los hijos

saludos desde mexico

cuando vi el titulo pense en alguna ecuacion luego comprendi que era el marcador jeej

Dyhego dijo...

MAILE:
Creo que el Murcia anda más necesitado que el Málaga...
Salu2.

Dyhego dijo...

JEAN-JACQUES:
Que le sport unit les peuples???? Je n'y crois pas!!
Que la musique unit les peuples???
Oui, j'y crois!!
Salut, sois heureux et j'attends les gnomes...

Dyhego dijo...

LILIANA:
¡Ay, cuántas cosas hay que hacer por los hijos!
También tengo que decir que el equipo de mi hijo perdió el partido del pasado sábado (2-1).
Salu2

Dyhego dijo...

DROMO:
¡Al final acabará gustándome el fútbol y todo, jejeje)
Salu2.

Anónimo dijo...

¿Cómo? Que no sabes si hacerlo del Madrid o del Barca. No aceptaré que el próximo Casillas acabe en el equipo culé, así que a partir de ahora asumo las funciones de represente del zagal, solo por asegurarle un digno futuro... Lo del dinero no me importa...

Dyhego dijo...

ANÓNIMO:
Trato hecho. ¿Lo rubricamos con una cerveza con limón?
Salu2

Olga B. dijo...

Pero qué majico eres, Dhyego. No sé si algún día tu hijo sabrá todo lo que haces por él. Qué más da. Lo importante es hacerlo;-)
(Estaba repasando entradas)