miércoles, 5 de julio de 2017

"Los sonámbulos" de Hermann Broch

Fotografía de Diego Morales -  Oporto (Portugal) 

" La señora Hentjen [...]. De no haber llevado el corsé apretado, las náuseas habrían agitado su cuerpo a la vista de aquella casa: hasta tal punto odiaba a los hombres que la frecuentaban y a los que ella tenía que servir. Aunque tal vez odiaba todavía más a las mujeres, siempre tan tontas y siempre persiguiendo a los hombres. No, entre sus amigas no había ninguna de esas que se pirran por los hombres, que se mezclan con estos sujetos y los admiten junto así como las perras. El día anterior había descubierto a la criada en el patio con un muchacho, y todavía le escocía agradablemente la mano con que le había dado de bofetadas: tenía ganas de emprenderla otra vez con la muchacha. Sí, las mujeres eran, quizá, más repugnantes aún que los hombres. Ella prefería a sus camareras o a las mujerzuelas que despreciaban a los hombres cuando tenían que acostarse con ellos: le gustaba hablar con estas mujeres largo y tendido, le gustaba que le contasen sus cosas, las consolaba y mimaba a fin de reparar sus sufrimientos. Por esta razón los empleos en la taberna de mamá Hentjen estaban muy solicitados, y las chicas los consideraban como algo codiciable que querían conservar a toda costa. Y mamá Hentjen se alegraba de que le tuvieran este apego y este afecto".

"Esch o la anarquía", de Hermann Broch. Capítulo I. (Segundo libro de  la trilogía de "Los sonámbulos".

Me ha llamado poderosamente la atención este fragmento. Sí, yo también pensé al principio que la mamá Hentjen era lesbiana, pero no. No cuento nada más de esta historia, por si alguien se atreve (844 páginas, ahí es nada).

12 comentarios:

Conchi dijo...

Conforme iba leyendo he pensado lo mismo que tú Dyhego. Un buen tocho que no me importará leer cuando acabe los que tengo pendientes en casa.

Un abrazo.

Liliana dijo...

Pues me apunto a leerlo...si lo encuentro por acá!

Gracias.

Saludos =)))

VENTANA DE FOTO dijo...

Es mejor no desvelar el final

Me encanta la foto de ese mural.

Besos

tecla dijo...

Qué bien te lo vas a pasar estas vacaciones leyendo libros.
Creo que te voy a copiar y me voy a poner a leer mis libros que tan olvidados los tengo.
Un abrazo y felices vacaciones.

Dyhego dijo...

Conchi:
Los personajes de esta trilogía son muy "humanos": imprevisibles y contradictorios.
Ha habido momentos en que se me ha hecho pesado, la verdad. Sobre todo el tercer volumen.
Ni lo aconsejo ni lo desaconsejo.
Salu2.

Dyhego dijo...

Liliana:
puedes echarle un vistazo y si te gusta, sigues y si no, pues a la cola.
Salu2.

Dyhego dijo...

Ventana:
siempre procuro no contar demasiados detalles ni de la películas ni de los libros. Como me molesta que otros lo hagan, procuro no caer yo en el mismo error.
Salu2.

Dyhego dijo...

Tecla:
sí, intentaré leer todo lo que se me ha acumulado. El de "Los sonámbulos" ya me lo he terminado y he empezado con "Patria" de Fernando Aramburu, que se lee con mucha facilidad y emociona, pero no de forma cursi.
Salu2.

LA ZARZAMORA dijo...

No sé yo... este tocho.
Patria, se devora... y bien merece el paseo.
Ya me contarás.

Bizz lectrices, murcianico.

Dyhego dijo...

Zarzamora:
el tercer volumen se me ha hecho pesadísimo, porque hay muchas digresiones filosóficas de las que no entiendo ni papa, jajaja. Pero quería llegar al final. ¡Y lo he conseguido! El segundo volumen me gustó mucho más. Y si se quita la morralla filosófica, jajaja, no es mala historia, no.
En fin, ni lo aconsejo ni lo desaconsejo.
Me gusta, a veces, hablar de libros que he leído, pero tampoco quiero que se piense que los recomiendo. No sé si me explico bien...
Sonrío.
Salu2 y siempre gracias.

maría del rosario Alessandrini dijo...

Tratare de hacer un tiempo.
Abrazo

Dyhego dijo...

Alessandrini:
por probar, que no quede. Pero si no te engancha, tampoco hay que tirarse de los pelos.
Salu2.