martes, 3 de mayo de 2016

Bálsamo de Fierabrás

Fotografía de Diego Morales
Trabajo de A. G. L.

Cómo me gustaría tener el bálsamo de Fierabrás, pero el auténtico, no el que don Quijote tuvo la mala suerte de preparar y que le sentó tan pésimo. ¡Pobre hombre!
Me tomaría todas las mañanas una cucharada para olvidar las pesadillas, restañar las heridas de la vida, disipar los problemas y levantarse con ganas de ponerse el mundo por montera.


12 comentarios:

LA ZARZAMORA dijo...

Venga un traguito, y chin-chín!!!

:))

Bizz réparatrices, murcianico.

Dyhego dijo...

Venga,Zarzamora: un par de vasitos para cada uno. Que no falte.
Salu2 baumés.

JOSE MANUEL IGLESIAS RIVEIRO dijo...

Quien de verdad lo pillara y supiera adminístralo con sabiduría.
Un abrazo.

Amapola Azzul dijo...

A ver si fabrico uno y te lo envío. Besos.

Dyhego dijo...

Jmir:
siempre buscamos remedios mágicos, pero es que, cuando fallan muchas cosas, la esperanza es lo último que se pierde.
Gracias.

Dyhego dijo...

Azzul:
lo aceptaré encantado.
Haz mucha cantidad, por favor.
:)

Naranjito dijo...

Si consigues la receta, ya estas tardando en publicarla. A más de uno y a más de una nos hace falta un buen lingotazo.
Un abrazo

karin rosenkranz dijo...

yo también lo quiero!!

Dyhego dijo...

Naranjito:
por aquí arriba, Azzul, dice que va a fabricar la bebida. ¡Se la pediremos o se la compramos, el caso es tenerla!
Además, donde tú trabajas ¿para qué quieres la receta? ¿Eh? ¿Eh?
Sonrío.
Salu2 recetarios.

Dyhego dijo...

Karin:
yo creo que habrá suficiente para todos.
Salu2 haikuyanos.

Liliana dijo...

Quedó algo?


:P

Dyhego dijo...

Liliana:
y si falla el bálsamo de Fierabrás... siempre nos quedará un tequila...