sábado, 18 de julio de 2015

Vestidos incómodos

Fotografía de Diego Morales

Y ahora, señor modisto, ¿cómo demonios me siento en esa puñetera silla? ¿Eh?

10 comentarios:

JOSE MANUEL IGLESIAS RIVEIRO dijo...

Para las mujeres lo mas importante es sentirse bellas, todo lo demás es secundario.
Un abrazo.

tecla dijo...

Está chupao, levanta las puntas del lazo para no sentarse sobre ellas y arrugarlas y se acomoda en la silla con toda la elegancia del mundo.

Tracy dijo...

A míme gusta el vestdo, otra cosa es que sea ponible o no.

L. N.J. dijo...

Discrepo con el comentario de José Manuel, no conoce a las mujeres a todas las mujeres.

Diego, las modas...

L. N.J. dijo...

Perdón, quise decir "a todas las mujeres".

Dyhego dijo...

Jmir:
¿Por qué la comodidad ha de estar reñida con la moda?

Dyhego dijo...

Tecla:
Pero si la señora no se sienta sobre el lazo, lo estruja contra el respaldo. Tampoco se puede sentar a horcajadas porque el vestido es estrechísimo... ¡Nada, que tiene que estar de pie la chica toda la velada!

Dyhego dijo...

Tracy:
Sofisticado "de la muerte"...

Dyhego dijo...

Lourdes:
Supongo que cada mujer es un mundo.

Dyhego dijo...

Lourdes:
Se entedió. Gracias.