viernes, 28 de septiembre de 2012

De reducciones

Las almendras son frutos extremadamente engañosos y trabajosos
Ves cómo se van llenando los cuévanos con alegre generosidad..

pero les quitas el primer envoltorio ... ya has perdido un tercio del volumen.

Y depués de extraer la almendra de la segunda cáscara... el volumen ya se ha reducido en una cuarta parte más.
Las pasas por agua caliente para quitarles la piel y todavía quedan más mermadas.
Fotografías de Diego Morales
Y no acaba ahí la cosa porque una vez fritas y sin agua, quedan tal que así.

Y lo peor de todo es que te las comes en un pis pas, y engordan, y te tomas una cerveza y otra y otra...
¡Pero qué ricas están, las condenadas!

6 comentarios:

La Biblioteca de la Morgue dijo...

Hola!!, encontré tu blog por casualidad y me ha gustado mucho, te sigo desde ya :)

Bisous

La Biblioteca de la Morgue

CLOCHARD dijo...

Dyhego:

Tienen pinta de morconas o marconas, que no recuerdo ahora exactamente el nombre, murcianas, riquísimas. Buen apetito.

Salud.

Dyhego dijo...

Morgue:
No me gusta el nombre por su significado, pero todavía no sé cómo llamarte.
Gracias por tus palabras.
El azar es así.
Salu2.

Dyhego dijo...

Clochard:
Ahí me has pillado, no sé cómo se llama la variedad de almedras. Me fio de tu conocimientos.
Estaban riquísimas aunque no pude comer muchas: mis zagalas lee iban metiendo mano poco a poco hasta que, cuando me viene a dar cueta, las habían agotado. Este año la cosecha fue mayor que la del pasado, y eso que sólo tengo un almendro.
Salu2 almendriles.

LA ZARZAMORA dijo...

Y la dieta???
Anda, pasame unas cuantas!!
:)

Besos, Dyhego.

Dyhego dijo...

Zarzamora:
Las dietas, al igual que las normas, están para saltárselas ¿no?
Ya no me quedan, si no, te mandaba un tarro de almendras.
Salu2 (y muchas gracias por todos tus comentarios).