lunes, 11 de junio de 2012

¡La muy...!

Fotografía hecha por mi hijo mediano
- Yo con ésa no me hablo ni viva ni muerta. ¡Mírala, qué desocupada! ¡La muy pécora, dañina, murmuradora, correveidile, engreída, presuntuosa...!
- Lo mismo dice ella de ti.
-¡Claro! ¡Como que es una arpía, muertadehambre, metomentodo, marrullera, pendenciera, embaucadora, trolera...!
- Mejor me callo...
- Sí, encima dale la razón, traidor, chaquetero, pusilánime, calzonazos, mamón, borracho, mantenido...
- ¡Madre mía, cómo está hoy el patio!

10 comentarios:

tecla dijo...

Está el patio tan mal que todo lo que se diga es poco.
Traidor, chaquetero, pusilánime, calzonazos, mamón, borracho........
-Cuantas lindezas para llegar siempre a la misma conclusión.

JOSE MANUEL IGLESIAS RIVEIRO dijo...

veo que tienes el día animado, mejor que haya movimiento a que te aburras, eso mantiene el cerebro en pleno funcionamiento.
Un abrazo.

Dyhego dijo...

Tecla:
¡Por desgracia hay tanta gente a quien colgar tantos sambenitos...!
Salu2.

Dyhego dijo...

Oviedo:
Esperemos que con el calor, amainen los malos ímpetus.
Salu2.

MJ dijo...

¡Qué foto más chula, Dyhego!
La verdad es que parece que esos dos gatitos estén muy enfadados entre sí. Espero que se les pase pronto :-)

Un abrazo.

Dyhego dijo...

MJ:
Son las dos gatas, la blanca es la nuestra y la otra una "arrecogida" que acude a comer, pero nuestra gata es muy arisca y le bufa a la otra. ¡No se soportan!
Salu2 amistosos.

Isabel Barceló Chico dijo...

Ja, ja, en mi historia del secuestro de la luna también sale un gato. ¡No es tan despiadado con la lengua, pero no hay que perderlo de vista! Besos.

Dyhego dijo...

Isabel:
Nos tientes impacientes: lunas, gatos ¿dioses también?
Salu2 impacienta2.

LA ZARZAMORA dijo...

Baudelaire : Les Chats


Les amoureux fervents et les savants austères
Aiment également, dans leur mûre saison,
Les chats puissants et doux, orgueil de la maison,
Qui comme eux sont frileux et comme eux sédentaires.

Amis de la science et de la volupté,
Ils cherchent le silence et l’horreur des ténèbres ;
L’Erèbe les eût pris pour ses coursiers funèbres,
S’ils pouvaient au servage incliner leur fierté.

Ils prennent en songeant les nobles attitudes
Des grands sphinx allongés au fond des solitudes,
Qui semblent s’endormir dans un rêve sans fin ;

Leurs reins féconds sont pleins d’étincelles magiques
Et des parcelles d’or, ainsi qu’un sable fin,
Etoilent vaguement leurs prunelles mystiques.

:)

Ay de esos felinos...

Dyhego dijo...

Zarzamora:
C'est un très beau poème!
Sa sonorité, surtout!
Salu2.