martes, 22 de mayo de 2012

De franquezas y llanezas

Fotografía de Diego Morales

Cuando, en una conversación, alguien comenta que es muy llano, franco y que dice las cosas como las siente... me echo a temblar, la verdad, porque lo más seguro es que...
Uno: te cuente con pelos y señales operaciones quirúrgicas y estados enfermizos en todas sus fases.
Dos: te cuente con señales y pelos la vida del cónyuge, hijos, suegros, nietos, sobrinos, cuñados, vecinos e incluso anécdotas de los diversos putiferios televisivos.
Tres: Intente sonsacarte con preguntas capciosas.
Cuatro: Te dé su opinión, sin habérsela pedido, sobre lo humano y lo divino (más de lo primero que de lo segundo).

Verbigracia: En cierta ocasión fui a una papelería del pueblo a comprar nomeacuerdoqué. La dueña, con la que no tenía más trato que buenos días-quiero esto-¿cuánto es?-tome-adiós, me preguntó a bocajarro: "¿Qué, vas a recoger a tu hijo de la catequesis?"

Me quedé alucinado ante el absoluto dominio de las técnicas del cotilleo. Cualquier respuesta le habría dado la información que ella buscaba. ¿Se puede ser más arpía, cotilla, fanfosca, hurgadora, enrevesada e hijaputa?

Nota Bene: Me quedé con ganas de ser franco y llano y decirle varias obscenidades pero ni satisfice su curiosidad ni volví a pisar más su papelería.

14 comentarios:

Torcuato dijo...

Hombre, Dyhego, a lo mejor es que le hacías tilín a la papelera.
Un abrazo.

alma dijo...

A mí también me dan pavor esos que dicen "mira, te voy a ser muy sincero", ganicas me dan de arrodillarme y pedirle que no, que no lo sea...

Lo de la señora de la papelería yo, que soy muy inocentona, lo tomo más bien como un intento de ser amable...un intento torpe, eso sí :)

Besicos, Dyhego

Isabel Barceló Chico dijo...

Ja, ja, veo que tengo mucho que aprender de tí. A mí me sacan la información más fácilmente... Besos.

madison dijo...

Después de que la mujer se preocupa por tus cosas...hay que ver que desagradecido eres.
jeje

Dyhego dijo...

Torcuato:
Me llevo muy bien con las papeleras: deposito cuidadosamente los envoltorios de los caramelos, los chicles, el billete del autobús...
:)
Salu2.

Dyhego dijo...

Almalaire:
No eres "inocentona" sino de buen corazón, que no es lo mismo, pero te digo yo que la susodicha es una marujona hecha y derecha. Menos mal traspasó el negocio y se largó.
Salu2.

Dyhego dijo...

Isabel:
Hay gente experta en sacarte información y, cuando te das, cuenta, ya le has dicho lo que quería.
Salu2 discretos.

Dyhego dijo...

Madisón:
Se vé que tú también tienes buen corazón, pero no, no van por ahí los tiros. Es que le gustaba cotillear, y lo peor es que ¡es más joven que yo!
Salu2 sin cotilleos.

Torcuato dijo...

Je,je, cabroncete. Para entendernos, la de la tienda.
:-)

Dyhego dijo...

Torcuato:
¡Pues curiosa manera de "ligarme" ¿no?!
Se me está ocurriendo una diálogo la mar de pecaminoso, blasfemo e impublicable, jejejeje.
Salu2.

Rosna dijo...

Tal vez quiso ser amable .... ¿y usted que le respondió ... ? Ohhh que curiosa soy :=)

Saluditosssssssssss

Dyhego dijo...

Yuriko chan:
Me temo que no quería ser amable sino cotillear...
No le respondí tal y como ella quería. Le dije que necesitaba urgentemente lo que le había pedido y me largué. Lo que pensé decirle a la papelera, es muy fuerte para que lo oiga una dama como usted.
Salu2 educa2.

Olga Bernad dijo...

Uf. A mí me dan pavor los sinceros profesionales, tanto como los buenos profesionales. Suelen ser, además, excelentes para hacerse las víctimas cuando tú usas la misma sinceridad con ellos. Mejor torearlos y mantenerlos bien lejos.
Salu2 cotillas (me estoy repasando entradas atrasadas. por cierto, me encanta la nueva, pero no se puede comentar).

Dyhego dijo...

Olga:
Es que es para sentir horror y pavor. Y los peores son los que van de víctimas. Toco madera, para que no me consideren uno de ellos...
He bloqueado los comentarios por pudor.
Salu2 de este lado.