lunes, 10 de mayo de 2010

La isla...

Fotografía de Diego Morales
“- En algún lugar lejano había una isla de mierda. No tenía nombre. No valía la pena ponerle ninguno. Era una isla de mierda con forma de mierda. Allí crecían palmeras con forma de mierda. Y las palmeras daban cocos que olían a mierda. Pero allí vivían monos de mierda que adoraban los cocos que olían a mierda. Y cagaban mierda de mierda. La mierda caía al suelo, aumentaba la capa de mierda y las palmeras de mierda que allí crecían eran cada vez más de mierda. Un círculo vicioso. –Me bebí el resto del café-. Mirándote, me he acordado de la historia de la isla de mierda –le dije a Noboru Wataya-. A lo que me refiero es que hay un tipo de mierda, un tipo de podredumbre, cierta tenebrosidad que se autoalimenta y, formando un círculo vicioso, crece con celeridad. Cuando se sobrepasa cierto punto, nadie lo puede detener.”
“Crónica del pájaro que da cuerda al mundo”. Haruki MURAKAMI.
Este texto escatológico tan acertado se puede aplicar perfectamente a:
  • la corrupción política,
  • los anónimos de las bitácoras y
  • los aguafiestas, agoreros y a los que se regodean en el victimismo.

¡Que no nos salpiquen!

27 comentarios:

Torcuato dijo...

La mierda puede servir para hacer un buen compost.

Un abrazo

maile dijo...

Por Dios, señor Diego, tanta caca y tan temprano... me va a quitar las ganas de cafe y vengo a su casa para tomarlo cada mañana... je je

Feliz semana mi señor.

Marisa dijo...

A ver si esa isla era una gran cagada de elefante....
Comenzamos el lunes un tanto cagones, no?
Aunque la similitud con la política, me parece bastante acertada. Destilan mierda por un tubo. Saludos mierdosos Don Dhyego.

Merce dijo...

Estoy ahora leyendo a Murakami, es la primera vez...

Sí que hay mucha mierda, sí. Pero empiezo a pensar que hay mucha gente a la que le conviene...

Saludos.

almalaire dijo...

Bueno, también podemos escoger quedarnos con el "mucha mierda" de los estrenos de los teatros...

Yo es que me he levantado optimista. Y sí, que no nos salpiquen.

Abrazos, Dyhego.

madison dijo...

Pues sí Dyehgo, pero como en el caso de la botella medio vacia o medio llena, mejor quedarse con los campos de flores, alguno hay...o eso espero

Dyhego dijo...

TORCUATO:
Las boñigas de burro son las mejores.
Salu2.

Dyhego dijo...

MAILE:
Lamento mucho haber sido tan escatológico y espero que lo hayas olvidado pronto para saborear tu café matinal.
Salu2.

Dyhego dijo...

MERCE:
Eso mismo pienso yo, que hay gente que es capaz de enfangar todo lo que hace, dice o toca.
Salu2 de rosas y jazmines.

Dyhego dijo...

ALMALAIRE:
Es el mejor conjuro contra tanta inmundia.
Salu2 como en el teatro.

Dyhego dijo...

MADISON:
¡Claro que los hay! Tu blog es un campo precioso de flores.
Salu2.

Anónimo dijo...

No entiendo lo de los anónimos de las bitácoras...
¡Vaya una mierda de entrada! (me gusta, pero es por hacer la gracia)

=)

Dyhego dijo...

JEAN-JACQUES:
Non!! Ce n'est pas pour toi!
Excuse-moi si tu as pensé que je le disais pour toi. Non. C'est contre les personnes qui, anonymement, insultent et disent des conneries.
Je sais bien que tu es très poli et, en plus, je te reconnais!!!
Sois heureux et ne t'inquiète par. Tu n'es pas un anonyme commes les autres...

maite mangas dijo...

Este Murakami es un crack. ..y tú otro.
Besos.

Dyhego dijo...

MAROCHA:
¿Que soy un crack?
¡Tienes toda la razón del mundo... porque ayer me dí un leñazo en una costilla, no sé cual, por el lado derecho y ha hecho "crak" y no me puedo ni doblar...! ¡Así que estoy crack, roto,rotísimo!
Salu2.
(Espero que, el domingo, todo haya sido maravilloso).

tecla dijo...

Genial Dyhego. Los políticos manchados de mierda intentan escupirle su mierda a todo aquel que se les ponga por delante.
Mejor no poner la televisión a la hora de comer no vaya a ser que nos salpiquen.
Sin hablar de los anónimos de las bitácoras, los agoreros, los políticamente correctos, los hipócritas, y tantos otros.

Dyhego dijo...

TECLA:
¡No les hagamos caso a todos esos indeseables!
Salu2

L.N.J. dijo...

Hola encanto, te tengo dejado, y es que no tengo tiempo para nada. He visto tus anteriores escritos, que si adornos, que si en francés...; por cierto tengo un gato exactamente igual que el de la foto, pero el mío tiene las orejas rosas, la nariz rosa, la boca y las pesuñas rosas. Y te aseguro que es un macho, además de un osito de peluche, a veces cree que soy su almohada...

La isla, ha estado muy bien; ¿ y si los mandamos todos a una isla? ¿ qué te parece ?.

Besos.

Olga B. dijo...

Los peores son los terceros, acaban siendo de los primeros o de los segundos o incluso algo peor.
Que no salpiquen ni tus post, con lo bonito que tú escribes...
Saludos;-)

José Miguel Ridao dijo...

Genial texto. Apunto el nombre de Murakami. Muchas gracias, Dyhego.

Dyhego dijo...

LOURDES:
¡No tienes que tomarte los comentarios como una obligación! Entra cuando quieras y comenta si quieres.Nada de obligaciones, por favor.
Te propondría emparentar a nuestros gatos pero mi gata está operada así que...
Salu2 y no te crees más obligaciones, por lo menos en mi bitácora.

Dyhego dijo...

OLGA:
Eso espero, que no nos salpiquen.
Gracias por lo que dices.
Salu2.

Dyhego dijo...

Monsieur RIDAO:
¡Jajajaja, sabía que el texto te haría gracia!
Salu2.

Liliana G. dijo...

¿Estás seguro de que el texto es de Murakami y no de Ridao? :)

Como Maile, estoy tomando mi café en tu casa, Dhyego, menos mal que a diez mil kilómetros por lo menos no huele, jajajajaja

En cuanto a los anónimos, los pocos que tengo, son unos caballeros, lejos de mí mandarlos a la isla de Noburo... Pero a los políticos, a esos sí que los internaría de por vida en la isla, y que coman toneladas de cocos con gusto a mierda. Jajaajaa

Besotes con perfume a rosas.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Me descubro ante vos, caballero, y le doy toda la razón.

Dyhego dijo...

LILIANA:
Ya empiezo a tener mis dudas sobre la autoría del texto, si Murakami o Ridao, tal vez Ridaokami, jejeje.
En general los anónimos suelen ser simpáticos.
Salu2 y cariños aunque hayan de recorrer 10.000 kms.

Dyhego dijo...

Don EPIFANIO:
Tengo a dos buenos maestros, a usted y al Murakami.
1 neutonio caballeresco.